BAQUIA

La industria del cine se prepara para la era Red

Cinco grandes estudios de cine han decidido emprender el camino de la mano para distribuir películas en la Red. Sony Pictures, Paramount Pictures, Universal Studios, Warner Bros. y Metro-Goldwyn-Mayer han creado una alianza para archivar y distribuir material \’bajo demanda\’ a los consumidores que cuenten con conexiones de banda ancha.

Como afirma la superviviente edición online de The Standard, \”dos milagros han acaecido en Hollywood\”: primero, la industria cinematográfica se ha puesto de acuerdo para permitir la distribución de cintas a través de Internet; y segundo, la misma industria ha dado los primeros pasos para hacerse con el timón de una futura red de distribución de películas a través de conexiones a Internet a alta velocidad.

Tomando nota de lo acaecido con las discográficas y el fenómeno Napster, donde los usuarios pasaron por la izquierda a cualquier iniciativa de la industria para la distribución de canciones, Hollywood —a cuyo material sólo le separan unos centímetros de banda ancha para convertirse en objeto de pirateo sistemático— se ha apresurado a abrazar y abanderar la distribución digital de sus producciones. La nueva compañía creada por los estudios, todavía sin nombre, es un desarrollo de MovieFly, la pata de Sony para video-on-demand.

El nuevo servicio ofrecerá películas para descargar y ver sin restricción de tiempo —al contrario que algunas iniciativas de las discográficas, que pretenden lanzar una suerte de alquiler de archivos mp3 (que se pagarán por uso)—. Cada estudio establecerá que títulos estarán disponibles y a qué precio, aunque se supone que las películas estarán disponibles 45 después que su versión para vídeo. Al usuario le llevará unos 45 minutos descargar cada filme, que estará encriptado con la tecnología de InterTrust y que se podrá visualizar con el software de Microsoft y RealNetworks.

Aunque el movimiento de la industria del cine no llega con el retraso y la indolencia del de las discográficas, los programas (P2P) de intercambio de archivos ya incluyen desde hace tiempo la posibilidad de trocar películas, actividad sólo limitada por la relación peso/ancho de banda de los vídeos que retrae al usuario, pero que la tecnología reduce cada vez más.

  • En The Standard


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios