BAQUIA

La industria demanda la ley sobre radiaciones móviles de San Francisco

San Francisco se convertía hace poco en la primera ciudad estadounidense que daba el paso de aprobar una normativa sobre la radiación que emiten los móviles.
La reacción de la industria ha sido más bien hostil. Su primera respuesta fue anunciar que no volverá a celebrar en la ciudad su feria de telefonía móvil. Y la segunda es una
demanda, que afirma que la ordenanza municipal ignora la supervisión de la Comisión Federal de Comunicaciones, que se asegura de que los dispositivos sean seguros.

El texto indica que los fabricantes y vendedores tendrán que indicar claramente cuál es la emisión de radiaciones de cada dispositivo, para que los consumidores \”sepan lo que están comprando\”.

Todavía no existen estudios científicos concluyentes que confirmen (o descarten) si estas radiaciones pueden resultar perjudiciales para la salud. Aunque se realizan investigaciones, estas suelen ser a pequeña escala o, sencillamente, no han tenido tiempo suficiente como para reflejar el efecto a largo plazo de llevar siempre un teléfono pegado a la cabeza o en el bolsillo del pantalón.

La CTIA, que agrupa a varios fabricantes y es quien ha presentado la demanda, afirma que indicar los niveles de radiación da la idea a los consumidores de que en las tiendas hay unos dispositivos más seguros que otros, y que la FCC ha considerado que todos los que están a la venta son \”seguros\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios