BAQUIA

La Internet gratuita llega a Argentina

Antes de lo esperado, Argentina se sumó a la lista de países que ofrecen acceso gratuito a Internet y amenaza con aumentar rápidamente el número de conexiones a la red de redes. Después de una guerra de tarifas que obligó a los principales Internet Service Providers (ISP) a bajar los precios hasta 9,90 dólares, en enero comenzaron a surgir proveedores menores que dieron un paso adelante y patearon definitivamente el tablero.
Hoy son cuatro las empresas que imitando el modelo de Estados Unidos, el reino Unido y España empezaron a cautivar a los argentinos ofreciendo un servicio totalmente gratuito, a cambio de que los usuarios acepten una buena dosis de publicidad en las pantallas de sus PC.

Pioneros

 

La primera en salir al ruedo fue Icero, una compañía fundada por dos jóvenes emprendedores argentinos que comenzó a ofrecer este servicio los primeros días de enero.Al igual que sus, Icero ofrece sólo la conectividad gratuita. Los costos de la conexión telefónica seguirán corriendo por cuenta del usuario.

Este modelo es más parecido al español de Terra y Jazztel que al revolucionario de la británica Freeserve. Esta empresa, propiedad del retailer Dixon, llegó rápidamente al millón de suscriptores brindando conectividad gratis y conexión telefónica a través de una línea telefónica sin cargo (similar al 0800 argentino).

El hecho de haber sido el primero en salir al mercado fue un tanto importante a favor de Icero.

El grupo argentino Liberman, ex propietario de una de las mayores compañías de televisión por cable local, desembolsó hace menos de una semana 48 millones de dólares para comprar a través de Sli.com a la flamante empresa.

Pagar por navegar

Pocos días después del lanzamiento de Icero, el mercado se volvió a revolucionar con la aparición de una empresa que prometió abonar 0,5 dólares por hora a los usuarios que aceptaran ver publicidad. Dearriba.com invirtió apenas 150 mil dólares en un desarrollo similar al de la nortemericana All Advantage.

Los usuarios que decidieran tener un banner en su pantalla a cambio de dinero, también podrían obtener un ingreso extra por recomendar el sistema a sus amigos. Los cálculos arrojaban un ingreso promedio de 30 dólares para cada persona inscrita, cifra que combinada con un acceso gratuito puede llegar a cubrir el gasto telefónico.

Tutopia, propiedad de la norteamericana IFX, también entró en el juego. Comenzó a ofrecer conectividad gratuita en las ciudades de Buenos Aires y Córdoba, las más pobladas del país. La empresa ya está prestando el servicio en Brasil, Chile, México y Colombia. ¿La inversión planeada para la región?: Nada menos que 100 millones de dólares en el primer trismestre, según aseguró Juan Pablo Ambrosini, CEO de IFX en Argentina.

Una red alternativa

Red Alternativa es otra de las compañías que están protagonizando esta nueva revolución en Internet. Esta empresa cuenta como accionista principal a IRSA, una compañía con millonarios activos en el negocio inmobiliario que cuenta entre sus accionistas al magnate George Soros.

Su reciente interés por los negocios en la web son canalizados por el fondo Quantum Dolphin, que desembolsó una suma inicial de 3 millones de dólares para conseguir el 80 por ciento de Red Alternativa (la inversión de extenderá a 30 millones en los próximos 18 meses) y que ya invirtió en empresas de contenido como El Sitio, Patagon y The Credit Company.

\"Lanzamos el servicio gratuito en febrero, que es un mes muy tranquilo, y nos sorprendimos por el impacto que tuvo. Ya tenemos 50.000 usuarios inscriptos y 30.000 navegando\", cuenta Maximiliano Fernández, director ejecutivo y fundador de la compañía de telecomunicaciones, que se inició ofreciendo servicios de larga distancia para PYMES.

A diferencia de algunos de sus competidores, apuestan de entrada a captar a la masa de navegantes novatos. El hecho de que posean un call center gratuito y la posibilidad de inscribirse al servicio sin necesidad de bajar programas, mecanismo que desaliente a los primerizos, confirma la jugada.

"Queremos que los que no son usuarios se puedan conectar fácilmente. Por eso tenemos una centralita para atender consultas y la suscripción se puede hacer por teléfono o a través del web. No es sólo por una cuestión filantrópica, el grupo tiene muchos intereses en sitios de contenido que se van a beneficiar con el aumento de la masa crítica de usuarios", aclara por las dudas Fernández, quien retiene el 20 por ciento restante de las acciones.

Netizen, el cuarto en discordia, es el primer ISP de larga data (aunque sólo contaba con 7.000 abonados) en el país que reconvirtió sus abonos y se sumó al nuevo modelo de negocio al agregar a su oferta tradicional el servicio gratuito llamado ¡uyuyuy!.

Cuentas compartidas

La visión del negocio de Netizen no coincide totalmente con la de la empresa del grupo IRSA. \"Nuestro servicio está diseñado en su forma actual con un objetivo específico: los usuarios de Internet que comparten cuentas de acceso. En Argentina las cuentas de acceso son cerca de 400.000 y los usuarios casi alcanzan el millón.

Creemos que el modelo por abono no desaparecerá porque los usuarios menos avezados necesitan ser educados por \"call centers\" eficientes, servicio con el que nosotros no contamos, y porque no todos están dispuestos a pagar el acceso difundiendo su perfil de consumo. Por eso el servicio gratuito es un producto más que no reemplaza a nuestros distintos planes de abonos\", reconoce Gonzalo Berra, CEO y cofundador de Netizen junto a Javier Diez.

La cantidad de publicidad que los usuarios del servicio deberán soportar para poder navegar gratis no es pareja. Algunos sólo se concentran en desplegar variados banners, mientras que otras empresas, como Red Alternativa, también tienen pensado reservarse el derecho de reenviar al usuario a que recargue su servicio en un portal determinado. ¿Alcanzarán estos ingresos para financiar el servicio sin cargo que las compañías ofrecen?

Los ingresos por publicidad supondrán para Netizen por 2,5 millones de dólares, cifra que sus directivos encuentran suficiente para financiar este servicio. Sin embargo, desde Red Alternativa aseguran que sólo se trata de una apuesta a futuro. "No nos va a alcanzar con la publicidad pero este año va a haber un boom en Internet , parecido al que se experimentó hace unos años con los celulares", especula Fernández, quien ya sueña con un fin de año con nada menos de 2 millones de internautas en el país.

Netizen espera 10.000 inscripciones para el 15 de marzo y apuesta a captar un mercado equivalente cada 30 días. Red Alternativa, en cambio, espera llegar a marzo con 100.000 internautas captivos, cifra que Tutopía sólo piensa alcanzar a fin de año. Sin embargo, en lo que todos coinciden es en una expansión paulatina que comienza en las principales ciudades como Buenos Aires y Córdoba.

Que las telefónicas aporte lo suyo

Un modelo de negocio que incluya un pago por parte de las telefónicas es el sueño de todos los protagonistas de esta nueva movida. El deseo compartido es que las telefónicas paguen a los ISP por el dinero que generan sus usuarios, un sistema parecido al español donde actúan como revendedores y cobran un porcentaje a las operadoras telefónicas.

Netizen fue un paso más allá y elaboró una propuesta que fue enviada al gobierno nacional y que pretende convertirse en un modelo para el país.

Pero la tendencia a ofrecer acceso gratuito parece no tener fin. En los últimos días a la oferta local se sumó Starmedia. La nueva compañía, surgida de una alianza entre el portal del uruguayo Fernando Espuelas y varios fondos de inversión como Chase Capital y Flatiron Partners, se llamará Gratis1 y ya comenzó a extender su sombra en toda la región. Si bien el lanzamiento será en San Pablo, no pasará mucho antes de que llegue a Buenos Aires y dispute un mercado regional que en el 2004 moverá más de 1.600 millones de dólares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios