BAQUIA

La juez Kollar-Kotelly quiere que Microsoft enseñe su código

Defenderse como un gato panza arriba ante la posibilidad de tener que entregar el código fuente de su sistema operativo no ha tenido todo el éxito que el coloso de Redmond esperaba. La juez Colleen Kollar-Kotelly le ha ordenado que muestre determinadas partes de código a los estados que se negaron a acatar el acuerdo que alcanzó con el Departamento de Justicia mientras dure el proceso.

Los representantes de estos estados solicitaron la pasada semana que la empresa de software más grande del mundo desnudara su código para asegurarse de que las medidas que se adopten no dañarán a la competencia y para comprobar si se le puede ordenar que comercialize una versión más reducida de su sistema operativo, que no incluya programas como el navegador Internet Explorer, causante hace años de toda la polémica antimonopolio.

Después de acusar a los nueve estados rebeldes, que son los que exigen tal cosa, de estar trabajando mano a mano con su competencia (AOL Time Warner y Oracle) y de \”intentar relitigar asuntos que no prevalecieron ante la corte de apelaciones\” para \”complicar este caso innecesariamente\”, el portavoz de Microsoft Jim Desler se ha visto obligado a reconocer que ambas partes tendrán ahora que ponerse de acuerdo para ver como se accede y se emplea el código fuente.

Una negociación ante la cual, según los expertos, Microsoft va a ser especialmente cauto para que no se aireen sus trapor sucios y, sobre todo, para evitar que su competencia, a la que lleva acusando desde hace tiempo de estar tras los nueve estados, se beneficie.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios