BAQUIA

La ley hay que respetarla… aunque no la conozcamos

A menudo, el problema de las leyes es que su desconocimiento no nos exculpa de las faltas en que incurrimos si nos las saltamos. Esto, que sirve para cualquier normativa, es especialmente problemático con los temas relacionados con las tecnologías, por ser su regulación más novedosa y desconocida para mucha gente. Que se lo pregunten si no a la protagonista del caso descrito en este artículo, que recibió una sanción de 600 euros por el simple hecho de incluir la dirección de correo electrónico de 43 personas en el campo “CC” (Con Copia) de un mensaje.

Maldad no hubo, pero sí delito, por violar el artículo 10 de la LOPD, que castiga desvelar datos personales a terceros sin la autorización del interesado, aunque dichos datos se hayan obtenido de una fuente pública, como ocurrió en el caso de Dª Angelines. Al final recibió la sanción mínima estipulada para esta falta, pero el disgusto y el mal rato pasados seguro que nadie se los quita.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios