BAQUIA

La lógica económica empieza a imponerse

El pormenorizado escrutinio de Analítico en Baquía lo reveló y anticipó hace más de un año, prácticamente en la prehistoria del Internet time: contenido de pago, haberlo haylo y cada vez más. Repasemos las últimas tendencias en el mundo de los contenidos en línea.

Financial Times lo demostró la semana pasada con el lanzamiento de un nuevo esquema de pago. El periódico financiero británico no es, ni mucho menos, el único en sumarse a la nueva tendencia. En España y Latinoamérica también están cambiando las cosas. Expansión, de Recoletos, que a su vez está participada en un 80% por la editora del Financial Times Pearson, hace poco también se subía al carro del pago por contenido en línea con el producto \”Expansión Directo Premium\”. Por su parte, Ambitoweb, el website del periódico económico argentino Ámbito Financiero también ofrece su contenido a cambio de un pago por parte de sus lectores.

¿Por dónde soplan los vientos en el mundo de las publicaciones en línea?

La información económica especializada siempre ha sido de pago en la Red…

En la mayoría de los casos, la tendencia del cobro de contenidos se está imponiendo en sitios web dedicados a la información especializada, como lo es la económica. Entendámonos, no estamos hablando de la publicación de unas cuantas cifras de índices bursátiles o información relacionada con un par de indicadores macroeconómicos, por la que nadie paga. Nos referimos a enormes archivos de contenido analítico muy especializado y de alta calidad. Así, una versión de la suscripción al FT.com que costará 300 euros al año, ira acompañada de una enorme base de datos, con fichas de 18.000 compañías que cotizan en bolsas de 55 países distintos.

El pionero del cobro por contenido en la Red, el Wall Street Journal, publicado por la compañía estadounidense Dow Jones, también pone a disposición de sus abonados un vasto caudal de contenido sobre empresas y el mundo de la economía.

Muchas de las grandes editoriales de información económica están intentando hacerse con un mayor número de suscripciones que doten de una mayor estabilidad a sus cuentas de resultados, ante la fuerte reducción de sus ingresos publicitarios.

Además de esta información económica de carácter generalista, está la relacionada con la inteligencia empresarial de sectores muy específicos, por la que los lectores siempre han pagado sumas importantes tanto en el mundo off-line como en el de las publicaciones en línea. Latinoamérica no ha sido una excepción al respecto. Asimismo, los boletines electrónicos están desempeñando una función importante en el sector de la distribución electrónica de información empresarial.

…mientras que la Red gratuita está para promover la versión impresa de publicaciones de información general…

Hace más de dos años, ya lo apuntaba un ejecutivo del sector entrevistado por Baquía, los sitios web de los periódicos deberían de tener como principal función promocionar a esos periódicos y no dar información a granel de manera gratuita. ¿Acaso los nodos de compañías de servicios no se limitan a informar sobre esos servicios sin darle al internauta la posibilidad de consumirlos de manera gratuita? ¿Por qué iban los websites de las publicaciones a proveer gratuitamente de contenido al internauta, si ese contenido es precisamente el bien más preciado que tienen?

…con sitios web de \”destino final\” en casos muy contados…

Algunos medios de información general están empezando a cobrar por algunos contenidos. Así, Irish Times, uno de los mayores periódicos irlandeses, anunció la semana pasada que proporcionará a sus lectores partes de su website Ireland.com a cambio del pago de 79 euros al año. Sin embargo, no cobrará a los internautas por acceder a información relacionada con la Copa del Mundo de fútbol, el tiempo y las elecciones generales.

Según los autores de un estudio publicado por McKinsey Quarterly, pocas publicaciones tienen un número tan elevado de usuarios que origine ingresos publicitarios tan altos como para justificar los elevados costes que conlleva la puesta en funcionamiento de un destination site, el tipo de web del que dispone el Irish Times.. Este \”website de destino final\” es una unidad de negocio independiente de la empresa que tiene su propia cuenta de resultados. El destination site tiene todas las funcionalidades de comunidad, comercio electrónico y un elevado número de aplicaciones que son continuamente actualizadas. Además, cuenta con contenido original, sólo publicado en la Red.

Un website de destino debe contar con un archivo histórico de artículos, a los que el lector puede acceder mediante el pago de una cuota. Asimismo, puede ofrecer artículos más extensos que los publicados en la versión impresa del medio. Esta profundización de conocimientos adquiere una función aún más importante en la proyección en la web de episodios televisivos, en especial de secuencias de los populares reality shows, que no han salido al aire pero que pueden ser vistos a través de lnternet.

Para los grandes conglomerados de prensa, como el Grupo Clarín en Argentina, Televisa en México y Prisa, Grupo Correo y Recoletos en España, la provisión de contenido en la Red otorga la posibilidad de ampliar el menú de oferta publicitaria para los anunciantes, proporcionándoles un soporte adicional para sus campañas. Además, la Red supone un canal complementario para promover las propias marcas (publicaciones, programas de televisión, radio, etc.).

…y con websites de \”acompañamiento\” en la mayoría de las ocasiones

El ejemplo del Irish Times probablemente será seguido por otros medios. Sin embargo, la gran mayoría de las publicaciones optara por simplemente reducir su oferta de contenidos en línea tanto para abaratar la provisión de información, como, sobre todo, para no canibalizar la venta de las publicaciones físicas.

Según el estudio citado de McKinsey, para la gran mayoría de las publicaciones su sitio web sólo debe ser un companion site (una página que acompaña a la publicación). Su coste no es tan elevado, por lo que no tiene tanto riesgo de convertirse en un pozo sin fondo. Es importante señalar que, en promedio, menos de un 1% de las suscripciones de una revista llegan a través de Internet. Un companion site cuenta con alguna aplicación interactiva, una parte del contenido de la publicación \”física\” y ofrece a los internautas la posibilidad de comunicarse con los periodistas de la publicación.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios