BAQUIA

La lucha de Digg

“Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”: la frase atribuida a James Dean podría aplicarse a muchos proyectos de Internet, si no fuera porque se resisten a cumplir con los dos últimos requisitos. Como Digg.com, que no quiere ser recordada como la feliz idea que sentó uno de los pilares de la Web 2.0 y después fue borrada del mapa por Facebook y Twitter como la gran herramienta de recomendación social.

Por eso ha cambiado de CEO y ha lanzado nueva versión de la web, con la agridulce consecuencia de provocar una revuelta de sus usuarios, que se han sentido traicionados por un diseño y unas funcionalidades que no les convencen. No, Digg no quiere dejar un bonito cadáver… Claro que otra modalidad de muerte es que tus usuarios te abandonan.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios