BAQUIA

La maldición del seudónimo

Es perfectamente lícito llamarse “pato Donald”. Sin embargo, en un entorno profesional como Baquía, no creo que el uso de seudónimos sea apropiado. Si alguien opina que un autor, a su juicio, se equivoca ¿porque no ponerle al día dando nuestro nombre real para establecer un diálogo abierto?.

Quizás el autor sea nuestro jefe directo y no queramos incurrir en sus iras. Bien, caso aceptado. En la mayoría de los casos, sin embargo, se trata simplemente de gente que quiera meterse con todo el mundo sin que se metan con ellos. En un entorno de diversión puede ser hasta recomendado pero, en los entornos profesionales, la firma lleva su peso específico y es muy recomendable.

Como nuestros lectores saben, en Baquía aceptamos las críticas. Es más, fomentamos el diálogo. En muchos casos metemos la pata. ¿Porque no hacerlo conocer dando nuestro nombre?.

Opino que vuestros titular de…no es en absoluto, adecuado parece que habéis querido sacarle partido a un situación de actualidad que nada tiene que ver con el contenido del artículo…(es un comentario reciente de un lector anónimo). El autor de la crítica tenía razón, en este caso, pero desconoce que los artículos llegan al editor desde el ordenador de su autor y es éste el que, según el día y la opinión que le merezca, le pone una entradilla y, si es necesario, le cambia el título.

Las contribuciones de todos, incluso anónimas son bienvenidas en Baquía, pero nos hace ilusión conocer a nuestros lectores. No sean tímidos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios