BAQUIA

La mayoría de empresas no sabe si su página web es rentable

El estudio realizado por la consultora King-eClient indica que en España todavía queda un largo camino por recorrer para conseguir profesionalizar la gestión del canal online. De las 350 empresas analizadas procedentes de los principales sectores nacionales, un 23% dispone de herramientas de software propias para monitorizar la eficacia de sus negocios/servicios on-line y las experiencias y comportamientos de sus clientes o visitantes.

De este 23% de empresas, solo el 25% -ocho de cada cien- utiliza dichas herramientas de estudio de la eficacia. Si tenemos en cuenta el tamaño de las compañías, dichos porcentajes varían muy poco. De las cien firmas grandes consultadas, sólo quince disponen de cuadros de mando y los utilizan periódicamente para la toma de decisiones.

En cuanto al análisis por sectores, sorprende que sólo el 15% de las entidades financieras lleve a cabo un control métrico efectivo y regular. Si nos fijamos en portales institucionales o administrativos, este porcentaje baja al 9%.

Según Javier Aguilar, socio director de King-eClient, existe un buen margen de mejora en la gestión online de las empresas y portales.

“Hasta el momento los profesionales se han apoyado en sus impresiones, intuiciones y experiencias. Pero hay herramientas y sistemas que permiten a los gestores de los portales tener una visión mucho más objetiva y monitorizar en tiempo real el rendimiento de sus canales, no sólo en el aspecto tecnológico, sino sobre todo a nivel de negocio y eficacia comercial”, comenta.

“Herramientas como HBX, Webtrends o Google Analitycs pueden ayudarnos a valorar cómo nos están yendo las cosas y facilitar la toma de decisiones. No obstante, estos instrumentos carecen de sentido si la empresa o institución no ha definido de antemano qué objetivos plantea para su portal y cuáles son los indicadores clave a medir”, añade Aguilar.

Muchas empresas caen en la parálisis por el análisis de multiplicidad de indicadores que apenas les aportan valor, lo que acaba llevándoles a perder interés por dichas herramientas.

“Una de nuestras líneas de negocio consiste en ayudar a las compañías a definir qué necesitan medir y cómo; posteriormente valoramos qué herramientas de las que existen en el mercado son las idóneas para hacer el análisis, y qué modelo de cuadro de mando encaja con su organización”, concluye Aguilar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios