BAQUIA

La mitad de las empresas españolas no sobrevive más de cuatro años

Las empresas pertenecientes al sector industrial y las que al crearse cuentan ya con asalariados tienen menos dificultades para sobrevivir y consolidarse dentro del tejido empresarial. Esta es una de las principales conclusiones del informe “La Empresa Española” elaborado por el servicio de estudios del Consejo Superior de Cámaras.

Según el estudio, un año después de su creación sobrevive aproximadamente el 80% de las empresas y el segundo año alrededor del 70%. Por sectores, pasados cuatro años de su apertura, en el sector industrial sobreviven 63 de cada 100 empresas, mientras que esta cifra se reduce a 56 en el sector servicios y a 53 en el caso de la construcción.

A los cuatro años, solo sobrevive algo más del 50%. Sin embargo, superado el umbral de los cuatro primeros años, el cierre de empresas decrece considerablemente. Así, según datos del informe, el 43,7% de las empresas existentes en 2004 en España se han creado antes de 1995. Por sectores, algo más de la mitad de las empresas industriales que continúan activas en 2004 se crearon antes de 1995 (51,7%), porcentajes que disminuyen en el caso de la construcción y los servicios con 36,4% y 44,1% respectivamente.

Por tamaños, las empresas más pequeñas son las que tienen las mayores dificultades para sobrevivir. Cuatro años después de su creación únicamente sobreviven el 52% de las empresas sin asalariados. Frente a esto, sobreviven el 64% de las empresas que cuentan con menos de 5 asalariados y el 73% de las empresas que tienen más de 6 empleados.

El número de empresas que se crean disminuye según aumenta su dimensión. Las tasas de creación de empresas han alcanzado en 2005 unos valores del 17,8% en las empresas sin asalariados frente a un 7,4% de las empresas con asalariados. Se entiende por tasa de creación de empresas el porcentaje de empresas creadas durante un año respecto a las compañías existentes el primero de enero de ese año.

La tasa de cierre de las empresas españolas permanece prácticamente constante respecto al año pasado, situándose en el 8,7%. Las empresas sin empleados tienen mayores dificultades para llevar a cabo su actividad, con una tasa de cierre superior a la media en más de 2 puntos porcentuales, alcanzando la cifra de 10,9%.

La construcción es el sector más dinámico en cuanto a la creación de empresas se refiere. La tasa de entrada del sector de la construcción es de 16,4%, superior a la tasa de creación de empresas de la economía española (12,7%). El sector servicios se muestra también muy dinámico con una tasa de entrada del 12,6%. La industria tiene la menor tasa de entrada, 7,4%.

Las empresas que presentan las mayores tasas de cierre coinciden con las que tienen las tasas de entrada más elevadas. Así, en España, el mayor número de empresas que cesan su actividad no tienen asalariados. El sector en el que cierran más empresas es la construcción.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios