BAQUIA

La moto que es dueña de la carretera

Si alguien habla de un gran éxito en la fabricación de motos, casi siempre lo está haciendo de la empresa americana Harley-Davidson, que resurgió de sus cenizas para convertirse en la demostración de cómo una empresa bien gestionada puede triunfar.

Sin embargo, incluso la propia Harley-Davidson es, para un puñado selecto de moteros, una fantasía demasiado generalizada y que no puede ofrecerles el grado de personalización que ellos desearían. Para este grupo de apasionados de la velocidad a pecho descubierto, Bill Rucker fundó American Iron Horse Inc. La empresa ha sido capaz de fabricar motos con un grado de personalización tal que han permitido a Bill decir que \”cada Ironhorse en la carretera, es una muestra individual similar a la personalidad de su dueño\”.

Su empresa diseña y fabrica una línea completa de motos, personalizadas desde la fábrica, que permite escoger el tipo de pintura personal y un cúmulo de detalles únicos para cada vehículo. El sistema de ventas está implementado a través de 80 distribuidores, todos ellos apasionados de la motos, a lo largo y ancho de los EE.UU.

Con una facturación superior a los 40 millones de dólares, American IronHorse es la mayor empresa del mundo en la fabricación de motos personalizadas, que construye desde su factoría en Texas, con una superficie de unos 30.000 metros cuadrados y en la que trabajan algo más de 300 empleados.

El éxito de la empresa, que utiliza técnicas avanzadas de robótica para ganar flexibilidad y rapidez, es una muestra de las múltiples soluciones del futuro a requerimientos personales de los usuarios que, cada día más, quedan insatisfechos por soluciones iguales para todo el mundo.

De la época de la fabricación masiva estamos pasando a la de la fabricación de pequeñas series que tienden a ser individuales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios