BAQUIA

La muerte de Michael Jackson colapsó Internet

Cuando se produce una noticia de enorme repercusión mundial, como fue la muerte la semana pasada de Michael Jackson, lo primero que hacen millones de personas es lanzarse el aparato más cercano con conexión a Internet (sea ordenador, PDA, móvil…), para primero buscar la confirmación, luego los detalles, y por último opiniones, comentarios y reacciones.

Y es que en la era digital, las noticias vuelan a velocidad sideral. No es necesario esperar al periódico del día siguiente, al comienzo del telediario o del boletín radiofónico para informarse y –lo más novedoso- comentar la información: Internet es pura inmediatez.

En la tarde del jueves pasado en Estados Unidos (madrugada del jueves al viernes en Europa), cuando empezaron a conocerse las primera noticias sobre la muerte del Rey del Pop, millones de norteamericanos se lanzaron a las páginas web de medios como ABC, CBS y LA Times, según la empresa de medición de audiencias Keynote Systems.

Entre las 18:00 y las 20:00 (hora local de EEUU), nueve de cada diez visitantes no pudieron acceder a estas webs, debido al colapso de peticiones que estaban recibiendo. También tuvieron problemas de acceso las páginas de medios como AOL, MSNBC, NBC, San Francisco Chronicle y Yahoo News.

Otro popular servicio que tuvo problemas por la avalancha de visitantes fue Google News. Durante 25 minutos el servicio estuvo suspendido, y los responsables de Google llegaron a creer que estaban sufriendo un ataque, como explican en el blog oficial. El día 25 nada menos que el 25% de todas las consultas estuvieron relacionadas con el inventor del moonwalk.

Por supuesto, las redes sociales no quedaron al margen del fenómeno. En Twitter, la muerte de Jackson generó el mayor número de mensajes por segundo desde que Barack Obama ganó las elecciones presidenciales. También se ralentizó el tráfico en la Wikipedia, que decidió bloquear durante seis horas cualquier modificación en la biografía del cantante, a la espera de confirmación de noticias.

En Facebook la conmoción también se dejó notar. A las pocas horas de la noticia empezaron a proliferar comentarios, enlaces y todo tipo de homenajes. El número de actualizaciones de estatus se multiplicó por tres, demostrando que muchos usuarios se preocuparon ante todo de dar a conocer a sus amigos su reacción ante la noticia y de compartirla y comentarla con ellos.

Por último aumentó notablemente el número de mensajes SMS. Por ejemplo, la compañía AT&T vivió el mayor tráfico de mensajes en su historia, con casi 65.000 por segundo, un 60% más de lo habitual.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios