BAQUIA

La nueva Economía IP

La \’Nueva Economía\’ murió, de un reventón de burbuja complicado con principio de recesión. Nadie osaría hoy reivindicar los aspectos macroeconómicos de aquella doctrina, y es justo. Por el desagüe se han ido el fin de los ciclos económicos y la inflación, con el \’Long Boom\’ y su promesa de eterno crecimiento de la productividad. Bueno es que tales teorías se vean confinadas al basurero de la historia, junto a las empresas mal gestionadas sin más objetivo que sacarle dinero a los inversores. Y sin embargo no todo es llanto y crujir de dientes. La existencia de una red de comunicaciones de alcance global y no controlada en su contenido por razones políticas ni económicas es única en la historia y revolucionaria. Y está dando lugar a la aparición de una economía nueva, ya que no a una \’Nueva Economía\’. Más allá de las anécdotas, de MP3, Napster, Salon, \’Open Source\’, Java, Amazon o Tehelka.com; más allá de los árboles, conviene visitar el bosque. Descubriremos así que términos como \’Economía\’, \’Capital\’ o \’Mercado\’, son esencialmente diferentes en un mundo en Red; distintos. La \’Economía IP\’ es el resultado de integrar estas redefiniciones.

\’Economía\’ es la disciplina que estudia cómo emplear recursos escasos y analiza los costes y beneficios de diferentes formas de asignar esos recursos, dice Samuelson. Hasta la aparición de la Red el recurso más escaso, y por tanto más valioso, era la información; y en concreto la información preferente, ya que domina a todos los demás. Con la Red la información se devalúa por saturación. La oferta es sobreabundante; el recurso ya no es escaso. Ahora no se trata de distribuir información, pues los recursos escasos son otros. Ahora escasean el Criterio y la Atención. Criterio que distinga los datos importantes de los que no lo son; Atención que atraiga receptores, dispersos en esa inmensa inundación de bits. La \’Economía IP\’ estudia cómo emplear y distribuir Atención y Criterio; los parámetros son nuevos.

\’Mercado\’ es un lugar (físico o no) donde vendedores y compradores se reúnen para intercambiar bienes o servicios. En esencia es información, pues el vendedor a un nivel es el comprador en otro. Puede definirse así un mercado como la información de dónde (a quién) comprar barato y dónde (a quién) vender caro. Quien tenga esa información será un intermediario y creará un mercado. Al ampliar el ámbito y a la vez cambiar el acceso a la información Internet obliga a reinventar las maneras de crear y operar en mercados. La economía moderna es una economía de mercado; pero la \’Economía IP\’ tendrá reglas diferentes.

\’Capital\’ es el dinero o bienes utilizado para generar valor. Y no todo aparece en los libros de cuentas. Las máquinas o inversiones son capital, como lo es desde hace tiempo el \’Capital Intelectual\’ en forma de patentes, derechos de autor o de copia y similares. Y sin embargo parte del capital siempre ha estado fuera del alcance de los contables; el Fondo de Comercio (goodwill en inglés), que sólo aparece cuando la compañía es comprada por un precio superior al valor en libros. Ahí están marcas comerciales, presencia en mercados, imagen pública, familiaridad con clientes y suministradores… Un \’conocimiento\’ que ha estado dentro de las empresas, formando parte de su capital. La Red lo coloca donde siempre ha estado: en las cabezas de los empleados. Las empresas pierden así uno de sus más activos capitales, el conocimiento, que pasa a formar parte del bagaje del individuo. Compañías y trabajadores, deberán adaptarse a trabajar juntos en una \’Economía IP\’ en la que el Conocimiento forma parte clave del capital operativo.

Vivimos en una Economía Capitalista de Mercado en la que esos tres elementos están siendo modificados radicalmente por la tecnología IP. Eso es la \’Economía IP\’: un sistema en el que todo es igual pero nada significa lo mismo. La burbuja puntocom y su estallido no alteran el futuro; donde empresas de cualquier tamaño y sector y trabajadores de cualquier habilidad se enfrentan a una economía de la que aún conocemos poco más que su extrañeza. Únase a nuestra exploración de este nuevo mundo en el Congreso Baquía sobre Tendencias de la Economía IP que se inaugura mañana en Madrid. O siga sus conclusiones en Baquía.com.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios