BAQUIA

La obsesión con el correo y todos contra el spam

PalmOne ha encargado un estudio a nivel europeo -realizado por Dynamic Markets en compañías de más de 500 empleados en España, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia-. Y la primera conclusión es que el e-mail es fuente habitual de conflictos, ya que, por ejemplo, un 10% de los encuestados ha tenido alguno originado por un mensaje.

Uno de cada cuatro se siente molesto si recibe un e-mail que no espera; el 80% tiene una mala opinión de los remitentes que no cuidan las formas en sus mensajes, y casi dos tercios creen que si no se responden a tiempo los mensajes se retrasa la toma de decisiones comerciales.

Otras cosas que nos molestan en exceso: que no se nos respondan los correos; que sean demasiado largos; vernos metidos en fregados por figurar en copias de mensajes irrelevantes para nosotros; o la falta de tacto, que puede dañar relaciones de forma inintencionada. Así que no vendrán mal algunos consejos para usar productivamente el e-correo.

Vamos a hablar ahora de spam, y más concretamente de la megaalianza casi mundial contra esta lacra. La Agencia de Protección de Datos española y la FCC estadounidense han firmado un acuerdo para reforzar la lucha contra el correo basura. Ambos organismos han suscrito hoy en Washington el llamado Memorandum of Understanding, un instrumento de cooperación similar a otros que mantiene la FCC con Reino Unido, Canadá, Australia y México. La UE y Asia han hecho tres cuartos de lo mismo. Es la segunda iniciativa de Europa en pocos días.

El spam representa más del 60% del tráfico mundial de correos electrónicos y genera unos desorbitados costes. Casi uno de cada cinco mensajes de este tipo procede de China y Corea del Sur, países participantes en la iniciativa euro-asiática. Pero la principal fuente de correos no solicitados continúa siendo EEUU, de donde vienen seis de cada diez mensajes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios