La optimización web no va con el sector público

Los responsables de las webs de las Administraciones Públicas españolas deben pensar que eso del posicionamiento web es cosa del sector privado. ¿Qué necesidad tiene, por ejemplo, una Consejería autonómica de facilitar las consultas y las búsquedas, si nadie le va a hacer la competencia? ¿Para qué se va a molestar un Ministerio en que sus páginas se posicionen correctamente en los buscadores, si es el único sitio donde se pueden completar ciertos trámites? Pues muy sencillo: porque si no se hace, las gestiones electrónicas pueden convertirse en tan laberínticas y kafkianas como lo era recorrer una ventanilla tras otra en esos fantasmagóricos ministerios.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios