La peculiar democracia de Facebook

Hace un par de meses, una modificación en las condiciones de uso del contenido publicado en Facebook provocó un enorme revuelo y muchas protestas de parte de los usuarios. La red social establecía que al publicar en Facebook, el usuario daba permiso a la compañía para “utilizar, copiar, publicar, almacenar, retener o distribuir” cualquier contenido, incluso después de que darse de baja.

Finalmente. Facebook retiró la polémica cláusula. Aquello supuso un golpe para popularidad de Facebook, aunque parece haber aprendido la lección. Si entonces impuso una condición que muchos consideraron abusiva de forma unilateral, ahora ha optado por el extremo opuesto, optando por la transparencia y los procedimientos democráticos.

Desde el pasado jueves, los usuarios de la red social pueden votar las nuevas condiciones de uso. La votación estará abierta una semana, hasta el jueves 23, como explicaba el propio CEO, Mark Zuckerberg, en un post del blog oficial.

Para que los resultados de la votación sean considerados relevantes, es necesario que participen al menos un 30% de los usuarios activos (aquellos que han entrado en la web al menos una vez en el último mes). Actualmente la red social supera los 200 millones de usuarios, por lo que tendrían que participar unos 70 millones para que la consulta fuera relevante. Tantos como los votos que obtuvo Obama en las elecciones presidenciales de EEUU.

Los usuarios que quieran participar en la votación se encontrarán con dos opciones: las nuevas condiciones de uso, que incorporan los comentarios de usuarios y expertos durante un periodo de 30 días, o bien las actuales condiciones de uso, establecidas unilateralmente por Facebook.

Si la primera opción consigue suficientes votos, todos los futuros cambios en la Declaración de Derechos y Responsabilidades pasarán por el mismo proceso de consulta y comentarios, y podrán ser sometidos también a votación si participa un número suficiente de usuarios.

Aunque la idea de introducir un procedimiento democrático sea interesante, lo cierto es que el procedimiento ha despertado más críticas contra Facebook. En primer lugar, porque es poco realista pensar que en una semana puedan votar 70 millones de personas. Ayer, apenas se alcanzaban los 300.000 votos. Además, la opción de votar sólo está disponible en inglés, cuando se calcula que entre el 30 y el 40% de los usuarios de Facebook son no angloparlantes.

Así pues, la duda queda en el aire: ¿es esta una verdadera consulta democrática, o una mera acción de Facebook de cara a la galería?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios