BAQUIA

La policía de Nueva Zelanda no ve delitos en Street View

Muchas han visto por las calles de ciudades españolas los coches de Google Street View captando imágenes de las fachadas de los edificios desde todos los ángulos con sus cámaras digitales.

Lo que no sabíamos es que al mismo tiempo estaban recopilando información personal desde las redes inalámbricas que encontraban abiertas a su paso. Esto ha generado investigaciones y aperturas de procesos judiciales en Canadá, Estados Unidos, varios países europeos (entre ellos España) y Australia.

Una vez que se difundió la noticia, Google reconoció haber recogido información de redes WiFi privadas en más de 30 países, aunque nunca ha admitido que se trate de un delito, ya que según su interpretación, se trata de datos públicos al alcance de cualquiera que pase por la calle

En Nueva Zelanda, la policía parece darle la razón. Desde junio están investigando las actividades de Street View a petición de una comisión del gobierno, a la que acaba de responder que no encuentra indicios de delito en ellas. Sin embargo, la policía recuerda a los usuarios particulares la importancia de proteger sus conexiones inalámbricas domésticas.

Recordemos que en el Reino Unido la investigación también concluyó que aunque la conducta de Google es fea y reprobable, no constituye delito por no haber almacenado datos personales significativos que permitan identificar a una personal. Veremos si en Francia también sale “de rositas”…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios