La prensa ha muerto, ¡Viva la prensa!

La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma, dicen los científicos. Similar afirmación podríamos extrapolar a los medios informativos. O mejor dicho, a la forma en que accedemos a la información. Ante el imparable ascenso de los medios electrónicos, la prensa tradicional (en papel) tiene todas las de salir perdiendo. Algunos, con asombrosa clarividencia y precisión, ya le ponen incluso fecha de defunción: el último periódico impreso saldrá de las rotativas en el primer trimestre de 2043. Que no cunda el pánico. Sólo hay que aprender a consumir la información de otra forma.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios