BAQUIA

La propuesta de la UE sobre la intervención de las comunicaciones es sólo “un proyecto de armonización”

La Presidencia Danesa de la Unión Europea ha salido al paso de la información sobre la propuesta para obligar a los operadores de telecomunicaciones a retener los datos de las comunicaciones telefónicas e Internet de todos los ciudadanos de la UE, asegurando que sólo se trata de una iniciativa para armonizar prácticas existentes.

El director general de Relaciones Internacionales del Ministerio de Justicia danés, Jacob Scharf, declaró a Europa Press que ha habido \”un cierto malentendido\”, pues \”se trata simplemente de un borrador de conclusiones del Consejo, presentado en junio al Parlamento Europeo, y que sólo pretende establecer normas comunes de actuación\”.

Según la información de Statewatch, de la que se hicieron eco varios medios de comunicación, el proyecto que ha presentado la presidencia danesa al pleno de la UE obligará a todas las compañías de telecomunicaciones europeas conservar por un periodo de entre 12 y 24 meses los datos sobre las llamadas telefónicas y el correo electrónico de sus abonados. Con la lucha contra el cibercrimen como excusa, los operadores deben facilitar los datos -números de teléfono y emails, no contenido de conversaciones o mensajes- a lo policía si esta así lo requiere, pero siempre con autorización judicial y en el marco de investigaciones contra actividades criminales de especial gravedad.

La UE lleva ya tiempo intentando establecer normas comunes para definir el cibercrimen y armonizar las penas contra los ciberdelitos. Su sana intención, en principio, es erradicar de Internet el racismo y otra serie de contenidos ilícitos, que en el contexto de la lucha mundial contra el terrorismo impulsada desde Estados Unidos se ha extendido hacia la vigilancia de las \”actividades sospechosas\” a las que se puede tener acceso a través de las líneas telefónicas e Internet. En el Reino Unido, se propuso una ley, rechazada abiertamente los defensores de los derechos civiles, que directamente convertía a los funcionarios en espías.

Scharf defiende que la intervención de las comunicaciones no forma parte de la propuesta de la presidencia danesa, sino que está contemplada en los ordenamientos jurídicos nacionales que la UE quiere armonizar, estableciendo \”normas comunes\” sobre la retención de datos para facilitar su intercambio entre las autoridades policiales de los países miembros. \”Hasta ahora, los Estados miembros deciden individualmente cuanto tiempo retienen sus datos: doce meses unos, tres meses otros. Lo que queremos hacer es desarrollar una base común sobre el plazo de retención y sobre el intercambio, pero sin condiciones especiales que vayan más allá\”, sostiene Scharf.

El borrador de la Presidencia Danesa contempla que en el futuro próximo, [la Unión Europea] deberá establecer reglas obligatorias sobre la forma en que cada país trata \”el deber de los operadoras de telecomunicaciones de almacenar información\” de sus clientes, con el objetivo de \”garantizar que ésta información esté disponible cuando sea pertinente para una investigación criminal\”, informa Europa Press. Además, contempla que las \”reglas obligatorias\” comunes tendrán en cuenta las normas sobre privacidad contempladas en la Convención Europea sobre Derechos Humanos, la Convención del Consejo de Europa sobre protección de datos personales y la Directiva europea sobre protección y libre movimiento de datos. En principio, el Consejo examinará la propuesta danesa el próximo 16 de septiembre.

Sin embargo la propuesta de la Presidencia significa \”cavar la tumba de la privacidad de las comunicaciones en Europa\” para Statewatch, organización que vela por la privacidad de las comunicaciones en la Red. \”El derecho a la intimidad en las comunicaciones… es un derecho adquirido tras una larga lucha que ahora nos quitan\”, asegura Tony Bunyan, de Statewatch. \”Con el pretexto de luchar contra el terrorismo, las comunicaciones de todo el mundo estarán vigiladas\”, añade. El borrador admite que almacenar información personal es \”una interferencia en la vida privada de las personas\”, pero, sin embargo, es una medida necesaria \”en una sociedad democrática para la persecución de los delitos\”. La lista de delitos e incluye el cibercrimen, el terrorismo, la pornografía infantil, el tráfico de drogas y el fraude.

El pasado 30 de mayo, el Parlamento Europeo aprobó una revisión de la directiva de protección de datos que permitiera interceptar, conservar y examinar las comunicaciones telefónicas, los emails y las conexiones a Internet \”por un tiempo limitado\”, cuyo establecimiento quedaba en manos de los países miembros. En España, esa directiva se introdujo con la LSSI, aunque la oposición generalizada en el sector obligó a introducir una modificación para que fuese imprescindible la autorización judicial.

  • Más en The Guardian y Financial Times


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios