BAQUIA

La publicidad online sale indemne de los ataques

La retransmisión de los atentados del 11 de septiembre cometidos sobre las Torres Gemelas y el Pentágono supusieron una sangría financiera para las cadenas televisivas. El cumplimiento deontológico de no cortar la retransmisión por si se producía un nuevo ataque obligó a la mayoría de las televisiones a no realizar las insoportables pausas comerciales, lo que afectó en buena medida a los ingresos publicitarios. Internet no ha sufrido el mismo caso, según pone de relieve un estudio elaborado al alimón por Jupiter Media Metrix y Nielsen NetRatings. Según sus cálculos, los ingresos por publicidad incluso registraron un buen comportamiento después del fatídico 11 de septiembre.

El informe detalla que el número de impresiones publicitarias en la semana de los atentados fue un 5% menor si se toma como referencia la semana anterior a los acontecimientos. Esta tendencia a la baja se recuperó la semana del 17 de septiembre, donde alcanzaron los números previos al ataque. La cosa mejoró hasta tal punto que, en la última semana del mes de septiembre, se registró un incremento del 8%. Las consultoras han deslindado del estudio todos los anuncios que se insertaron urgiendo a los ciudadanos a dejar su donativo para ayudar a los familiares de las víctimas.

Las empresas encargadas del estudio recalcan que este incremento es habitual en los meses posteriores al verano, ya que el uso de Internet también crece en estas fechas. A esto se añade el hecho de que, a su juicio, los internautas tienen menos conciencia de que les están intentando vender un producto cuando el anuncio lo ven en la Red.

La compañía que más dinero se ha dejado en publicidad durante las semanas posteriores a los atentados ha sido Microsoft, inmersa en plena campaña de lanzamiento de su sistema operativo Windows XP. En segundo lugar se encuentra la empresa antivirus Symantec, alentada por la aparición el 17 de septiembre del destructivo gusano Nimda.