La publicidad se cuela en los e-books

Los libros electrónicos tienen sus defensores y sus detractores. En breve, estos últimos tendrán un argumento más: cuando leemos un libro en papel, jamás nos hemos encontrado con un anuncio en sus páginas. En los libros electrónicos, es posible que pronto los veamos.

Un artículo de The Washington Post analiza como los publicistas están empezando a explorar uno de los últimos territorios vírgenes para la publicidad, los libros. Los electrónicos, claro.

Lo cierto es que tratándose de un formato que funciona sobre un soporte digital y con muchas posibilidades de segmentación del público, parecía sólo cuestión de tiempo que la publicidad llegara a los e-books.

Además, la entrada en el sector de colosos como Apple o Google, además de los que ya estaban –Amazon y compañía- es a la vez una garantía y un impulso para empezar a explorar este nuevo mercado.

Se están probando varias fórmulas, todas inspiradas en la publicidad que vemos en Internet: anuncios en vídeo, en texto o gráficos, que pueden aparecer al abrir la portada de un libro o en un lateral de las páginas.

A muchos lectores les desagradará la idea de encontrarse, por ejemplo, un anuncio de vacaciones en playas caribeñas mientras leen a Tolstoi. Claro que la posibilidad de que el libro sea gratis a cambio del patrocinio publicitario puede hacerles cambiar de actitud.

La librería electrónica Wowio, por ejemplo, ya están haciendo pruebas con inserciones publicitarias en algunos e-books. Wowio cobra a cada anunciante de uno a tres dólares por cada libro descargado con su publicidad.

Un ejemplo de esta nueva fórmula publicitaria: uno de sus clientes, Fandango, regala el libro “Los viajes de Gulliver” a quien compre entradas en su web para la película que se estrenará estas navidades, con tres páginas de promociones y ofertas dentro del libro.

Claro que para que todo esto prospere, habrá que superar no sólo las reticencias del lector, sino también las de autores y editores.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios