BAQUIA

La publicidad se vuelve oportunista

David Morison se despertó a las 6:30 de la mañana en Inglaterra y, según nos cuenta Startup Journal, en cuanto se enteró de lo que había pasado en EEUU (el apagón que había dejado la costa este, desde Nueva York hasta Canadá, sin electricidad) reaccionó inmediatamente, conectándose a la sección de anunciantes de Google y pujando por las palabras blackout, black out y power outage.

Lo que esto significa es que, a partir de hacerse con estas palabras, cada vez que alguien buscara dicho término en Google, aparecería la publicidad de su empresa con su enlace a la sede central en Londres, Emergency.com, y una pregunta: \”¿Cómo mantiene usted informados a sus empleados en caso de una emergencia nacional?\” El resultado fue un crecimiento inmediato del tráfico hacia su localización web y, durante el día, un resultado equivalente a 40 veces el tráfico habitual.

Según el periódico, Morison mantiene siempre un ojo avizor atento a cualquier evento que parezca tener un gancho especial, y está siempre valorando cuáles serán los términos de búsqueda que utilizarán las personas que estén interesadas en ellos. Como demuestra el caso descrito, merece la pena.

Este tipo de rapidez y conocimiento permite a Morison comprar publicidad a 5 céntimos en muchos casos cuando el precio habitual que se paga en Overture suele estar alrededor de los 40 céntimos por clic.

Shawn Honnick fue todavía más rápido y su empresa Textamerica, una empresa que anuncia las fotografías que la gente toma a través de sus cámaras digitales, disponía de una página web exclusiva para que todos los que tuvieran material digital del apagón pudieran colgarlas y exhibirlas en la misma. También pudo comprar por 5 céntimos y, con el título de Blackout Latest Images, obtuvo un gran éxito de visitantes y ventas.

Lo que demuestra que, si no tienes dinero, es mejor que tengas vista…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios