BAQUIA

La revista Upside cierra y Red Herring busca inversor

Las revistas de papel que tratan asuntos relacionados con la Nueva Economía también están soportando el aliento de la crisis en su cogote. Upside, una de las más prestigiosas del sector, ya ha dejado de editarse, situación compartida por Mutual Funds. Mientras tanto, Red Herring, publicación capital sobre los negocios de la Nueva Economía, está buscado un inversor mayoritario que se encargue de llevar a cabo una reestructuración financiera.

La Nueva Economía ha creado miles de multimillonarios, pero también se está llevando por delante multitud de negocios que no consiguen ganar dinero.

La historia de Upside y Red Herring está más relacionada de lo que parece. La primera fue fundada por Richard Karlgaard y Anthony Perkins en 1989. Ambos abandonaron la nave para dar a luz a Red Herring, allá por 1993.

Las penalidades de Upside comenzaron en 2001, cuando se vio obligada a cerrar su página web. Más tarde volvió a estar operativa, aunque de forma limitada y muy lejos de la calidad conseguida antaño. El año pasado recayó en MCG Capital Corporation, que quería aprovechar la lista de usuarios registrados (unos 250.000) y comprobar hasta qué punto se podía sacar dinero al lector al que estaba enfocada: altos ejecutivos del sector tecnológico.

Upside contaba actualmente con una plantilla de 75 empleados, la totalidad de los cuales fue despedido este lunes. Según relata uno de sus trabajadores, siempre han tenido la sensación de que la revista podía cerrar cualquier día. Lo único que quedaba por saber era saber cuándo exactamente. \”Lo más sorprendente es lo mucho que ha durado\”.

El número de Upside correspondiente a este mes ni siquiera llegará a los quioscos.

La situación en Red Herring, sin ser dramática, es preocupante. La plantilla ha pasado de las 400 personas en épocas de vacas gordas a los menos de 50 actuales. Andy Plesser, portavoz de Red Herring, ha comentado que RHC Media Inc., que a su vez pertenece a Broadview Capital Partners, se ha comprometido a adquirir los bienes de Red Herring Communications. Los pocos afortunados que mantienen su empleo deberán trasladarse a unas oficinas más pequeñas y económicas en San Francisco.

Red Herring llegó a contar con 350.000 suscriptores. Sin embargo, los ingresos derivados de los lectores nunca han sido suficientes para cuadrar las cuentas. La situación empeoró con la crisis de la publicidad. El pasado agosto, las páginas de publicidad en la revista habían caído un 72% respecto al mismo mes del año anterior.

Por último, Mutual Funds es una revista de finanzas personales perteneciente a AOL Time Warner. La revista llegó a poner en circulación 825.000 ejemplares, cifra insuficiente para mantenerse con vida. El número de noviembre, ya disponible en los quioscos, será el de la despedida.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios