BAQUIA

La revolución Wii

Igual que el iPod fue el milagro que resucitó a Apple, la Wii ha supuesto para Nintendo un renacimiento explosivo desde que fue lanzada el año pasado (sin olvidar el acompañamiento de la DS, que también ha aportado lo suyo). La GameCube situaba a Nintendo en una tímida y un tanto anodina tercera plaza en el ranking de vendedores de consolas, sin muchas esperanzas de hacer frente a Sony y Microsoft. Pero la revolucionaria Wii ha conseguido que Nintendo triplique su valor en un año, y se convierta en la tercera empresa más valiosa de Japón.

Nintendo acertó no sólo en el planteamiento (juegos originales, sencillos e intuitivos) y el diseño (ya se ha dicho casi todo de su mágico mando), sino también en el público al que dirigió el producto, convirtiendo en jugones a personas que antes no tenían el menor interés por los videojuegos, como madres de familia o jubilados. O mejor dicho: tal vez escondían un interés latente, como demuestran las ventas millonarias de la Wii entre todo tipo de consumidores, pero nadie se había molestado en fabricar un producto para ellos. Nintendo ha acertado en pleno centro de la diana.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios