BAQUIA

La RIAA lee los informes de Jupiter con gafas de otro color

Mismas cifras, distintas conclusiones. La Recording Industry Association of America (que agrupa a las cinco mayores discográficas de EEUU) ha utilizado el informe publicado hace unos días por Jupiter Media Metrix para refutar sus argumentos.

La consultora concluía el balance global del intercambio de archivos musicales en Internet era positivo para la industria. En concreto afirmaba que la gente que utiliza redes de intercambio (Kazaa, Morpheus o Audiogalaxy, por ejemplo) para conseguir música gratuita en la Red están más dispuestos a gastar más dinero en discos que el melómano medio. Y eso no es todo: la gente que navega a alta velocidad y tiene grabadoras de CD para fabricar discos caseros —piratería pura y dura para la industria— tiene tantas posibilidades de incrementar el gasto en música como de reducirlo. Esas conclusiones fueron extraídas de una encuesta realizada en junio de 2001 a 3.000 adultos que escuchan música online.

El informe de Jupiter venía a dar una respuesta a las cifras publicadas por la International Federation of the Phonographic Industry (IFPI), que acusaban a Internet y al P2P de ser responsables de un descenso generalizado de las ventas de discos.

La RIAA descalifica el informe de Jupiter porque no contempla el grupo demográfico más representativo, los fans de la música de menos de 18 años: \”Es un error serio que la investigación no cubriese a los adolescentes, que son los que más música se descargan, y los más prolíficos a la hora de reemplazar compras de CDs por intercambio de archivos o por CDs copiados por sus amigos en el colegio\”, según la RIAA.

Además, acusa a la consultora de obtener conclusiones derivadas de premisas falsas. \”Obviamente\”, dice el escrito de la RIAA, \”los que se bajan música de la Red son amantes de la música, y los compradores también. Eso no indica en absoluto que descargar o \’tostar\’ música es la causa del supuesto incremento en las compras\”.

Para contrarrestar a Jupiter, las Big Five presentaron sus propias conclusiones a partir de una encuesta realizada entre septiembre y noviembre de 2001 entre 2.225 aficionados a la música por Peter D. Hart Research Associates. A la pregunta: \”¿Cuáles fueron las razones para no comprar más música en 2001?\”, el 21% respondió que no compró más música porque \”descarga o copia la mayoría de las canciones gratis\” (el 38% de los \’compradores habituales\’ de discos menores de 30 años\” contestaron lo mismo).

Ante la pregunta de \”cómo utilizan la Red en relación con la música\”, el 31% respondió que para descargar música gratis, frente al 19% de 1999.

Al otro lado de la mesa de ping-pong, el analista al frente del estudio de Jupiter aceptó las críticas relacionadas con que sólo se tuvo en cuanta a los adultos, eliminando a uno de los grupos donde están los heaviest downloaders, pero sin embargo considera que los adolescentes no son los que más condicionan las ventas de música: \”De la gente que hablamos es de la que tiene dinero para gastar\”, afirma.

  • Más en Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios