BAQUIA

La RIAA no puede con ellos

Las agresivas campañas llevadas a cabo en Estados Unidos por la RIAA, emprendiendo acciones legales contra usuarios de redes P2P elegidos como cabezas de turco, consiguieron amedrentar un tanto a los usuarios de estos servicios: según un estudio de 2004 de Pew Internet & American Life Project, cerca de 6 millones de norteamericanos dejaron de descargarse música de la Red por este motivo. La táctica del miedo casi siempre es efectiva.
Lo que no se puede frenar a base de ejemplarizantes escarnios públicos, sin embargo, es la copia privada de CDs, una infracción contra los derechos de autor que la RIAA considera más grave que el P2P. No comparten esta percepción los adolescentes estadounidenses: el 69% cree que copiar un CD es legal, siempre que sea original. Estos jóvenes de hoy serán en el futuro directivos de las discográficas, músicos deseosos de que su obra se conozca o creadores de nuevos modelos de acceso y difusión de la cultura. De una vez por todas, la RIAA -y todos los que comulgan con su ideología- debería darse cuenta que de nada sirve aferrarse a caducos modelos. Lo dijo Bob Dylan hace más de 40 años y la frase sigue vigente: los tiempos están cambiando.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios