BAQUIA

La tecnología convierte los cuartos de baño en balnearios domésticos

El cuarto de baño ha sido probablemente el último lugar de la casa en abrazar el universo digital, pero las crecientes posibilidades de mejoras digitales lo están convirtiendo en un lugar para el refugio y la relajación. Por ejemplo, los grifos infrarrojos -cada vez más comunes en ciertos lugares públicos- comienzan a imponerse en los hogares. Los fabricantes aseguran que son ideales para prevenir la expansión de gérmenes y para la adecuada conservación del agua.

Smarthome.com ofrece dos versiones de los grifos automáticos Autoluxe: una con temperatura del agua ajustable y otra para el baño de los niños, que preestablece la temperatura. Cuestan entre 329 y 439 dólares y se instalan tan fácilmente como los grifos convencionales.

Hay otro tipo de grifo que cuenta con lector digital de la temperatura. Otra opción interesante es la ducha teledirigida; usted puede iniciarla desde cualquier parte de su vivienda. Un sistema de telecontrol exhibe la temperatura actual del agua y emite una señal sonora cuando se alcanza la temperatura prefijada.

El asiento electrónico de la toilette también empieza a captar la atención de muchos consumidores en EEUU, después de imponerse en numerosos hogares japoneses –lo inventó un nipón-. Estos asientos no solo están precalentados a su temperatura preferida, sino que también lavan y secan las partes del cuerpo con aerosoles completamente ajustables y seleccionables en función de las necesidades de hombres y mujeres.

Además suelen venir con suplementos, como mandos a distancia o dispositivos silenciosos de cierre. En Japón incluso han comenzado a agregar cosas MP3 y diagnósticos médicos.

Yendo más lejos en el refinamiento encontramos la línea Acquinox de duchas de vapor y de dispositivos independientes de masaje. Se trata de unidades completamente autónomas del cristal, el acero y la fibra de vidrio que usted coloca en una esquina de su cuarto de baño para disfrutar de baños y masajes inolvidables. Incluso se puede hacer uso de la cromoterapia (tratamientos curativos de ciertas dolencias a partir de luces de colores).

Estos auténticos balnearios hogareños cuestan entre 2.600 y 11.200 dólares y vienen con televisión LCD, radio FM y teléfono manos libres para que usted nunca tenga que salir del cuarto de baño si no quiere.

Sharper Image tiene el ingenioso sistema iSplash ZipConnect, que permite mantener el iPod seguro y seco mientras envía las canciones a un altavoz impermeable que cuelga de la cabecera de la ducha. Su precio asciende a 99 dólares. iSplash también trabaja con MP3, radio por satélite y otros sistemas, pero si usted no puede vivir sin vídeo la misma Sharper Image ofrece una TV portátil por 299 dólares.

La electrónica de alta gama también se ha deslizado hasta el suelo de los baños; existen tecnologías que, al pisar, no solamente nos dicen nuestro peso, sino también el nivel de grasa que acumula nuestro cuerpo. En este sentido, una plataforma de Salter tiene un precio de 69 dólares, que nos puede decir incluso si estamos bebiendo el agua suficiente como para mantener sano el cuerpo.

Una empresa de Silicon Valley llamada Health Hero Networks está introduciendo a través de doctores y hospitales una línea de monitores sanitarios para uso doméstico que actúan como enfermeras a domicilio, haciendo un seguimiento específico de dolencias como la diabetes, el asma o los problemas de corazón.

Estos dispositivos están conectados vía Internet y tienen pantallas pequeñas de LCD que hacen preguntas como ¿Qué tal se siente hoy?. Después incita al paciente a medirse el nivel de azúcar en sangre o a verificar cómo marchan sus pulmones. El sistema realiza más preguntas acerca de las sensaciones de la persona y luego envía online los resultados de la visita al médico para que éste continúe con el proceso.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios