BAQUIA

La tecnología necesita de la cabeza

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en https://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }

















¿QUÉ ES?
|
TITULARES
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Juevs 20 de
septiembre de 2001
Año II, nº
465




¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.


¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.

Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
TITULARES




  1. La tecnología necesita de la cabeza
  2. De virus informáticos y la necesaria higiene
  3. Comprando en un campo de minas










  TITULARES



<A
name=1>1.-


La tecnología necesita de la cabeza





A partir del atentado de la semana pasada en EEUU, el debate entre los partidarios de la seguridad a cualquier precio y los que no quieren ver tocadas sus libertades civiles no cesa de agudizarse. La nueva y desconocida sensación de vulnerabilidad lleva a los primeros a denigrar la tecnología utilizada hasta la fecha y a pensar en nuevos métodos más sofisticados (y lesivos) de los derechos individuales. Las medidas propuestas son numerosas: eliminación de los teléfonos desechables (¿será que los otros son más caros y los terroristas no pueden permitírselos?), sistemas biométricos de identificación (retina, huellas dactilares, pupilas, etcétera) o, como desea ahora el presidente Bush, una utilización intensiva de sistemas electrónicos como Carnivore o Echelon. Como afirmaba hace pocos días el escritor y pensador italiano Claudio Magris, si para eliminar la criminalidad de una ciudad hay que patrullar todas las calles y registrar a fondo a todos los viandantes, ya no podemos hablar de ciudad.
En The New York Times

Carnivore es un sistema específico para Internet utilizado de forma poco clara (aunque teóricamente necesita del permiso previo de un juez) y selectiva por el FBI para rastrear e interceptar toda la información que transita por la Red. Echelon, por su parte, es hijo de la National Security Agency estadounidense –cuya principal misión es interceptar todas aquellas comunicaciones que sean de interés para los Estados Unidos– y de los aliados angloparlantes de EEUU (Reino Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia). Ambos sistemas aún han de demostrar su efectividad –no basta con capturar la información, también hay que interpretarla–, razón por la que el Parlamento Europeo certificó recientemente la existencia de Echelon sin poner el grito en el cielo. Echelon no es capaz de leer el pensamiento, al contrario de lo que pensaban algunos. Se ha demostrado tristemente inútil, incapaz de obtener indicios sobre el mayor atentado de la historia. A EEUU ya le pasó anteriormente con los científicos chinos: pese a escuchar sus conversaciones, fueron incapaces de darse cuenta de que estaban al corriente de los secretos nucleares estadounidenses.
En Baquía Noticias
Los entresijos de la NSA, contados hace veinte años.

La reacción de EEUU es comprensible: hay que atrapar a los terroristas como sea. Sin embargo, la excesiva fe de las autoridades estadounidenses en la solución tecnológica –para alegría de las compañías de seguridad– llama a la cautela. Más allá de los conflictos que estos y otros sistemas pueda causar a los ciudadanos inocentes, hay que tener claro que la tecnología no es la varita mágica que habrá de arreglar los despropósitos de los servicios de inteligencia. No existe la solución perfecta, pero sí puede mejorarse el uso que hoy se hace de las herramientas disponibles o de las que vengan en el futuro. Medidas como la de mejorar la preparación de quienes efectúan el control de los aeropuertos (ya sean o no policías) o imitar la política de ElAl, la compañía israelí de aviación, que dispone de su propio personal de seguridad, no resultan muy futuristas, pero sí pueden ser más efectivas. No en vano muchos piensan que el gran problema de las agencias de seguridad estadounidenses ha sido el no disponer de agentes sobre el terreno. El factor humano, vaya.
En The Atlantic







2.- De virus informáticos y la necesaria higiene


Otra vez un virus tipo gusano se ha extendido por Internet en apenas unas horas, dejando las redes de miles de empresas de todo el mundo fuera de servicio. Dejando aparte las especulaciones poco fundadas que intentan vincularlo con los atentados de la pasada semana, dos cosas llaman la atención de Nimda (que así se llama el patógeno). Lo primero es su sofisticación técnica: Nimda ha sido llamado por algunos expertos \’un virus-navaja suiza\’, porque al contrario que sus parientes anteriores es capaz de atacar de varias formas a los ordenadores que infecta. Si un ataque falla, el virus intenta otra penetración. Lo segundo es que por primera vez tiene una característica de un virus del Juicio Final; no es necesario que el usuario haga nada. Esta vez la precaución normal de no abrir ficheros adjuntos sospechosos no ha librado a los infortunados de la infección. Utilizando un fallo de seguridad del sistema operativo Windows (mayoritario en la Red) descubierto hace meses por el español Juan Carlos García Cuartango, Nimda infecta automáticamente, sin intervención del usuario. Muy feo.
Nimda asoma su hocico, en Baquía Noticias
El FBI y el virus, en News.com
La navaja suiza de los virus, en Infoworld

Dadas las (tremendas) dimensiones de la epidemia, pronto se oirán airados llamamientos a la criminalización de los creadores de virus. Que, por cierto, ya están criminalizados. Pero la cárcel para algunos no va a salvarnos de futuras infecciones. Como en el caso de las infecciones reales con microbios naturales, la prevención e higiene son las claves en la evitación de epidemias. Y aquí la responsabilidad está dividida: por una parte, Microsoft es responsable, ya que Nimda (como su ancestro Code Red) usa las múltiples vulnerabilidades de seguridad que consideramos normales de su sistema operativo. Es necesario que la compañía \’blinde\’ Windows contra este tipo de ataques, ya que su predominio en el mercado es apabullante. Pero también los usuarios deben estar vigilantes; Microsoft puso en la Red, gratis, el remedio que evita la vulnerabilidad usada por Nimda en marzo de este año. Hace falta prevenirse de infecciones instalando los parches de seguridad de Microsoft cada cierto tiempo, ya que de momento no hay otra solución. Y si los usuarios individuales de Windows tienen alguna excusas, los administradores de redes que usan productos Microsoft no las tienen. Mientras la compañía no suministre productos 100% blindados, los informáticos deberán estar pendientes. Y las empresas deben saberlo; cuando uno instala Microsoft, uno de los trabajos de los \’techies\’ va a ser mantener la seguridad. Eso cuesta dinero, y hay que preverlo. Como en el Mundo Real, en el Universo Virtual la higiene es cosa de todos.
Las (diversas) curas, en Hispasec
Más sobre virus, en Baquía.com
Más sobre no-virus (fraudes), en Baquía.com


3.- Comprando en un campo de minas


Los tenderos han demostrado en la semana trágica que tienen un gran corazón, arremangándose para aportar su granito de arena. Amazon destinó sus comisiones a la Cruz Roja y recaudó donaciones por valor de 2,6 millones de dólares; y muchos otros más pequeños, con sus propios problemas para llegar a fin de mes, también se armaron de solidaridad. Pero a lo ahora de acometer su verdadero trabajo, vender, todavía -y mira que ha llovido- no cumplen con las reglas fundamentales. El cibercomprador, según un estudio de Consumers Internacional (más de 260 asociaciones de consumidores de 120 países), debe armarse de un poco de paciencia y otro tanto de resignación. ¿Es tan complicado hacer las cosas bien?

CI mandó 400 órdenes de compra (DVDs, ropa, accesorios para PCs, comida, bebida y habitaciones de hotel) a lo largo y ancho del cibermundo. Y se encontró con que en el 6% de los casos el pedido no llegó (el tiempo medio de espera fue de 10 días), y en otros más sangrantes les cobraron por artículos que nunca vieron (¡Eso sí es un modelo de negocio!). Ahí no acaba la aventura: el 16% de las compras devueltas no recibieron dinero a cambio; y el 17% de los que se animaron a efectuar el reembolso mostró cierta pereza (30 días).
En The Register

Para colmo de males, parece que las tiendas online ni siquiera cumplen con letra de la ley, que haberla hayla. Una de cada cinco no es capaz de ofrecer claramente el coste total de la transacción, y menos de la mitad incluyen información sobre el derecho a romper el contrato, obligatorio según la legislación de la UE. Por eso Anna Fielder, directora de Consumer International dice que, a pesar de las ventajas de Internet para los consumidores, \”un mundo donde muchas compras no llegan y los comerciantes no envían reembolsos no inspira mucha confianza\”. Y no le queda más remedio que recomendar fortaleza (para la legislación), vigilancia (para que los defraudan una vez sí y otra también) y educación (para que tenderos y clientes conozcan sus derechos y obligaciones). ¿Todo esto no lo sabíamos ya?
El informe: Should I Buy? Shopping online 2001: An international comparative study of electronic commerce (archivo PDF)








<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.









<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.









<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios





<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64




Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios