BAQUIA

La telefonía móvil en España se dispara, pero sigue siendo demasiado cara

La telefonía fija sigue de bajón. Al menos, así lo demuestra el estudio de la Comisión de Mercado de Telecomunicaciones, que asegura que la telefonía fija perdió 67.573 líneas en el mes de junio, lo que la sitúa en unas cifras totales de 19,9 millones en España, un 2,7% que en un junio de 2008. En el otro lado de la balanza está la gran beneficiada, que, como no podía ser de otra manera, es la telefonía móvil, donde se ha registrado un descenso en 54.141 líneas, aunque estos datos son engañosos, ya la mayoría de ellos se deben al ajuste de líneas de Orange en el segmento de prepago. Por su parte, las portabilidades siguen estando de enhorabuena, con un total de 385.000 números que han cambiado de operador. También pasan por un buen momento las portabilidades de telefonía fija, debido a los nuevos paquetes de las operadoras, que ahora ofrecen varios servicios (internet, TV, llamadas fijas…) en uno solo. Así, en junio nos situamos en más de 130.000 portabilidades fijas. Las segundas tarifas más caras de la OCDE Sin embargo, y pese a los buenos momentos que vive la telefonía móvil, algunos datos la dejan en evidencia, como el estudio llevado a cabo por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que sitúa a las tarifas de telefonía móvil en España en la segunda posición más alta de los países miembros de esta organización. El estudio diferencia tres rangos, según el consumo. En el consumo bajo (360 minutos de llamada anuales, 396 SMS y 8 MMS), España ocupa la segunda posición, tan sólo por detrás de Estados Unidos. En el consumo medio Estados Unidos repite el deshonroso liderazgo y España la segunda posición, mientras que en el consumo alto (1.680 minutos al año, 660 SMS y 12 MMS) nuestro país se convierte en el más caro de toda la OCDE. Gráfico del consumo medio:


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios