BAQUIA

La tormenta del ADSL amaina en España

Hace apenas tres meses comentábamos que el ADSL en España estaba creciendo a velocidad de vértigo, superando en rapidez a la hora de captar abonados a cualquier otro tipo de conexión a la Red ofrecida anteriormente. En enero de 2000, apenas 60.000 españoles gozaban de este acceso a alta velocidad, al finalizar 2001 ya eran 376.000, y en febrero del presente año medio millón. Este crecimiento hizo que se revisaran al alza las expectativas, esperando para finales de 2002 unos 1,2 millones de suscritos al ADSL.

Pero el fenómeno que sorprendió a tantos, que antes de que sucediera pensaban que era imposible que hubiera tantos españoles dispuestos a dejarse un buen puñado de euros cada mes por una mejor Internet, ha amainado. Hasta febrero se estaban consiguiendo unas 63.000 altas mensuales, y desde abril y mayo la cosa ha disminuido aproximadamente las 40.000 al mes.

Este decaimiento se deduce tras asegurar Telefónica que la pasada semana se había superado la carrera de las 600.000 líneas de alta velocidad mediante ADSL. La principal empresa de telecomunicaciones española ha confirmado además que pese a que en meses pasados muchos días se superaban las 3.000 altas diarias, en ningún día de abril y mayo se han conseguido más de 2.000 nuevos clientes.

El problema, según apuntan los expertos, es que el ADSL es una tecnología que atrae a aquellos que ya tenían suscrito algún servicio de Internet, como los bonos o las famosas conexiones gratuitas, pero que apenas el 15% de los clientes de ADSL son novatos en la Red. De todas maneras, esperemos que sea una caída momentánea.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios