La tradición de los artesanos en Internet

Los cambios en los hábitos de consumo, la creación de nuevas empresas en la red y las nuevas ideas de negocio de los emprendedores, han modificado el panorama empresarial en los últimos años. Algunas de las consecuencias de estos cambios en el mercado son la adaptación de las pymes a las nuevas tecnologías y la pérdida de los oficios tradicionales.

Sin embargo, es precisamente el avance tecnológico el que puede hacer que un negocio, que en principio por su carácter artesano podría parecer que está avocado a la desaparición, funcione. Muchas de estas empresas sobreviven a esos cambios gracias a su capacidad para adaptarse las nuevas tendencias de venta y aprovechar las ventajas del comercio online.

Buscando entre las pocas empresas que quedan dedicadas a oficios tradicionales, encontramos el taller Antonio Benlloch de Godella (Valencia) dedicado en exclusiva durante más de 30 años a la fabricación artesanal de abanicos. Se trata de un negocio familiar que elabora a mano cada uno de sus productos, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de personalizarlos.

El trabajo prácticamente no ha cambiado; tres generaciones de artesanos mantienen la fabricación tradicional en su taller, cortando la madera, pegando las varillas y pintando las telas. Pero ahora su modelo de negocio es distinto. Si hace treinta años, los clientes llegaban al taller de los Benlloch gracias al “boca a oreja” y solían llegar desde Godella o municipios aledaños. Hoy, estos artesanos valencianos tienen clientes por toda España y en Europa y han convertido sus abanicos en los mejores de nuestro país.

Y es que gracias a Internet, cualquier usuario interesado en sus productos puede comprarlos online a través de su página web. Si el taller de los Benlloch no hubiera abierto su tienda en Internet y confeccionado un catálogo de productos electrónicos, su pequeña empresa se habría perdido por falta de conocimiento de su negocio y escasez de clientes. Sin embargo, Internet le ha abierto las puertas a un nuevo mercado, con casi 18 millones de clientes potenciales sólo en España y capaz de hacer llegar su oferta a cualquier parte del mundo.

“Tener éxito en los negocios online no depende del tamaño ni de la trayectoria de la empresa sino de saber diseñar una estrategia de ventas en la red que se adapte a los intereses de cada una de ellas”, comenta Jesús Lasso, Director de Marketing de webactiva, la empresa responsable del diseño y contenido de la web del taller Benlloch. “Existen muchos negocios que se van quedando obsoletos y, en este contexto, Internet se ha convertido en una herramienta esencial para relanzar una pequeña empresa aumentando sus ventas y su cartera de clientes”, concluye Lasso.

En estos días, cuando las tecnologías cambian de la noche a la mañana, los oficios artesanales han encontrado en la red la mejor solución para mantener su parcela de negocio y no sean olvidados. Este taller de abanicos artesanales es sólo un ejemplo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios