La traducción automática llega a GMail

Si su inglés flojea a la hora de escribir un mensaje a un colega extranjero, o si desea responder al spam que recibe en chino o ruso, ahora Google se lo pone fácil.

La compañía acaba de añadir a su servicio de correo electrónico GMail la traducción automática de mensajes. Para ello, ha incorporado la tecnología que ya utilizaba en su herramienta Google Translator al servicio de correo.

Cuando el usuario reciba un correo en un idioma que no es el suyo, sólo tendrá que activar la herramienta de traducción de mensajes en el menú de opciones, y con un solo clic se volverá comprensible para él.

Y viceversa: si queremos impresionar a un conocido japonés con nuestro dominio de su idioma, sólo tendremos que teclear el mensaje en castellano para después traducirlo a la lengua nipona y enviarlo.

El servicio funciona con 41 idiomas. Los últimos que se han añadido son el turco, el húngaro, el tailandés, el estonio, el albano, el maltés y el gallego. Eso significa que los mensajes se pueden traducir a idiomas que entienden el 98% de los usuarios de Internet en todo el mundo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios