BAQUIA

La UE cerca el roaming

El alemán que estando de vacaciones en Francia se descargó una película en su portátil y a la vuelta a casa se encontró con una factura de su operador de 46.000 euros; el estudiante inglés que recibió otra factura de 9.000 euros por usar su móvil durante el mes que pasó estudiando en el extranjero…

No son leyendas urbanas, sino casos reales de “bill shocking”, una práctica que la Comisión Europea quiere erradicar bajando las tarifas del roaming dentro de la UE, y estableciendo estrictas leyes que obliguen a las operadoras a ser más transparentes, y no reservar a nadie esas desagradables sorpresas que amargan la vuelta de las vacaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios