La UE investiga a Google por abuso de posición de dominio

La Unión Europea se está convirtiendo en la cruz de Google. Primero es la más dura al descubrir que los coches de Street View recogieron información de las redes WiFi domésticas. Después, Alemania se enfrenta con la propia Street view hasta conseguir que quien quiera pueda emborronar su casa (aunque luego les tiren huevos), y ahora llega el momento de las búsquedas.

En concreto, la UE está investigando si Google trampeó los resultados de su afamado buscador para poner a sus competidores más abajo de lo debido. Después de varios meses de pesquisas "preliminares", la Comisión Europea ha iniciado una investigación formal por abuso de posición de dominio, modificando sus resultados de búsquedas en perjuicio de empresas rivales y obligando a los anunciantes a colocar su publicidad exclusivamente en la red publicitaria de Google.

De confirmarse, Google se arriesga a grandes multas (las que se aplicaron contra Microsoft son míticas, aunque también lo son las largas que dieron para pagar), en un proceso iniciado por las quejas de firmas como Microsoft, la británica Foundem o el buscador legal francés ejustice.fr.

Pero también sería un gran traspiés en sus relaciones públicas, sobre todo ahora que está esforzándose por convencer a unos internautas suspicaces de su compromiso con la neutralidad, y por que sigamos creyéndonos que vive de acuerdo a su lema de "Don't be evil".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios