BAQUIA

La UE prohíbe las porquerías en ordenadores y móviles

Los fabricantes de electrodomésticos y otros aparatos electrónicos como ordenadores y teléfonos móviles ya no pueden comercializar en la UE sus productos si incluyen seis sustancias tóxicas, entre las que figuran el plomo, el cromo, el cadmio y el mercurio.

Se trata de una nueva ley que las prohíbe por motivos de salud, a pesar de que se podrán seguir vendiendo los aparatos que fueron puestos en el mercado antes de esta fecha.

Esta disposición se incluye en la directiva sobre restricciones en sustancias de riesgo que fue aprobada en 2003 y que todos los estados miembros han transpuesto a sus legislaciones nacionales. Afectará a la composición de una amplia gama de aparatos e instrumentos para cuyo uso es necesaria la red eléctrica.

Entre ellos, la Comisión señaló electrodomésticos caseros y equipamiento de comunicaciones -incluidos ordenadores personales y teléfonos móviles-, así como instrumentos eléctricos, juguetes o artículos de iluminación.

El objetivo de la directiva es eliminar de la composición de ciertos aparatos electrónicos sustancias que suponen un riesgo para la salud humana y para el medio ambiente. Por ejemplo, la Comisión indicó en un comunicado que el plomo y el mercurio “pueden afectar al cerebro y al sistema nervioso y son particularmente peligrosos para las mujeres embarazadas y los niños pequeños”.

Por su parte, los retardadores bromados de fuego “pueden dañar el sistema reproductivo humano, transformarse en altamente tóxicos y provocar tumores”. Estos compuestos también son “tóxicos en ecosistemas acuáticos, donde también se acumulan y persisten”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios