BAQUIA

La UE se resigna a que las operadoras compartan las redes de UMTS

Los precios millonarios pagados por las compañías europeas de telecomunicaciones para hacerse con las licencias de UMTS van a provocar lo que parecía imposible: la UE está dispuesta a hacer la vista gorda y saltarse parte de su dura regulación sobre competencia.

Ayer mismo, el Consejo de Ministros comunitario estudió una propuesta para permitir que las operadoras compartan las redes de telefonía de tercera generación. Esta posibilidad cuenta con el apoyo de la mayoría de los países pero va en contra de los compromisos que hicieron las empresas para adjudicarse los permisos.

Los gobiernos europeos tienen miedo a que las compañías no hagan los esfuerzos requeridos para tender dichas redes y la UE pierda ventaja competitiva con respecto a Estados Unidos y Japón.

En España, ayer mismo, la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna María Birulés, manifestó que esta sería una posibilidad aceptable por el Gobierno.

Por su parte, las operadoras creen que esta medida no es suficiente y piden, además un marco legal común que evite la fragmentación del mercado europeo.

  • En El País

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios