BAQUIA

La UE también quiere más poder gubernamental dentro de la ICANN

Que la ICANN vive uno de los momentos más delicados de su corta vida, es un secreto a voces. Mientras el ente regulador de Internet se defiende ante el Senado estadounidense, el Consejo de Telecomunicaciones de la Unión Europea se plantea en Luxemburgo si tocarle un poco más las narices con el mismo objetivo: otorgar más poder a los gobiernos en la gestión de Internet.

Lo que están discutiendo en Bruselas, en el segundo y último consejo de este tipo bajo presidencia española, es la adecuada representación de los intereses públicos dentro de este organismo sin ánimo de lucro que recibió sus potestades de manos de Estados Unidos hace pocos años. Y la conclusión parece clara, los Quince desean que el Comité Asesor Gubernamental (GAC por sus siglas en inglés) tenga más poder dentro de la ICANN, más concretamente que se tenga siempre en cuenta su opinión antes de tomar una decisión y que sus recomendaciones se incorporen en la resolución.

Anna Birulés ministra española de Ciencia y Tecnología y presidenta del Consejo de Telecomunicaciones, defendió que los gobiernos tienen derecho a definir los principios que deben respetarse para mejorar la representación y defensa de los intereses generales en asuntos relacionados con la gestión internacional de Internet.

Es un punto muy peliagudo, es de que los gobiernos estén más involucrados en la gestión de la Red. Precisamente hace unos cuatro meses, el (por el momento) presidente de la ICANN Stuart Lynn propuso concederles más poder. Entre otras cosas, su propuesta incluía el que los internautas dejaran de elegir a sus representantes mediante unas elecciones globales caras y poco representativas, para que los gobiernos de los distintos países designasen a los elegidos.

Lynn aseguraba que de esta manera, con un organismo híbrido (público y privado), los usuarios de Internet estarán mejor representados y que su organización será más eficiente y estable, pudiendo dedicarse a gestionar el ciberespacio en lugar de centrarse en los problemas propios de su funcionamiento interno. \”Si una cosa ha quedado clara durante los últimos tres años es que una entidad puramente privada que depende de la cooperación voluntaria de muchas otras entidades no es capaz de coordinar nada globalmente si un apoyo gubernamental\”, dijo Lynn, que inmediatamente fue lanzado a los leones por diferentes frentes.

Por otro lado, hoy mismo le tocaba a la ICANN supervisar el proceso mediante el cual Verisign transferirá la gestión del dominio .org, que cuenta actualmente con unos 2,7 millones dominios, al mejor postor. La renuncia del .org forma parte de la propuesta que Verisign hizo ha mediados del año pasado, y que evidentemente fue aceptada, para conservar el control de los dominios .net y .com durante más tiempo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios