BAQUIA

La UE zanja la investigación sobre Microsoft y los navegadores

Finalmente, Microsoft ha dado su brazo a torcer ante la Comisión Europea: no volverá a intentar imponer a los usuarios de Windows el navegador Internet Explorer como predeterminado, y la UE no la sancionará mientras respete ese acuerdo. Todos contentos, y no más juicios ni multas.

El acuerdo, anunciado hoy por la Comisaria Europea para asuntos de Competencia, Neelie Kroes, se basa en el principio de que durante los próximos cinco años todos los usuarios europeos de Windows (Windows XP, Windows Vista y Windows 7) encontrarán una pantalla durante el proceso de instalación del sistema operativo que les permitirá elegir entre once navegadores de Internet.

Todos ellos son competencia directa de Microsoft, como Firerox, Safari, Opera o Chrome . El usuario podrá seleccionar cualquiera de ellos como programa de acceso a Internet por defecto, e incluso podrá desactivar Internet Explorer.

La posibilidad de elección se extiende también a lo usuarios de Windows que ya han seleccionado Explorer como navegador predeterminado. Durante el próximo año recibirán una actualización de software en la que se les ofrecerá la posibilidad de cambiar el browser por defecto.

El Ejecutivo comunitario ha convertido estos compromisos asumidos por Microsoft en jurídicamente vinculantes. Eso significa que si el gigante informático los incumple, Bruselas podrá imponerle una multa de hasta el 10% de su volumen de negocios, sin necesidad de demostrar que ha cometido un delito contra la libre competencia.

Los compromisos también incluyen una la revisión del cumplimiento del acuerdo cada dos años, y la obligación de Microsoft de presentar informes periódicos a Bruselas, el primero dentro de seis meses.

La primera investigación de la UE contra Microsoft por abuso de posición dominante, imponiendo su reproductor multimedia y sus servidores corporativos, se extendió durante más de una década y se zanjó con una multa de 1.680 millones de euros y la obligación de modificar algunas prácticas empresariales.

Microsoft se ha declarado satisfecha con el acuerdo alcanzado. Parece claro que no tenía intención de prolongar la batalla jurídica como en ocasiones anteriores, con el consiguiente desgaste económico y de imagen corporativa.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios