BAQUIA

La última filtración de Wikileaks podría revelar crímenes de guerra

La última gran filtración de Wikileaks es importante tanto en su origen -son datos del Ejército de EEUU– como en su magnitud, porque se trata de miles de documentos.
Además, el periodista australiano Julian Assange, fundador de la página, afirma que el contenido es de una importancia crucial, ya que contiene pruebas de posibles crímenes de guerra en el conflicto que sostienen en Afganistán las fuerzas de la OTAN lideradas por EEUU. Assange ha pedido una investigación urgente.

\”Corresponde a un tribunal decidir, claramente, si algo es en último término un delito\”, afirmó Assange en rueda de prensa en Londres. \”Dicho esto (…), parece haber pruebas de crímenes de guerra en este material\”, añadió.

Iniciar una investigación por crímenes de guerra sería una escala aún desconocida para Wikileaks, que vivió su momento de más notoriedad cuando hizo público el vídeo de un ataque aéreo de la OTAN en el que murieron varios civiles, incluyendo dos empleados de la Agencia Reuters.

Unos meses después era detenido un joven soldado estadounidense acusado de la fuga de información, y se redoblaban los problemas para Assange en su cruzada por hacer públicos secretos corporativos y gubernamentales.

Ahora, su último bombazo podría levantar una polvareda aún mayor, formada más por la acumulación de sucesos a pequeña escala que por una atrocidad especialmente dura.

\”La historia real de este material es que es la guerra, es una maldita cosa tras otra. Es la continuación de pequeños acontecimientos, la muerte continuada de niños\”, afirmó Assange.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios