BAQUIA

La usabilidad de las webs para móvil aún dejan mucho que desear

Esas son al menos las conclusiones de Jakob Nielsen, considerado uno de los grandes gurús de la usabilidad web. En su último artículo, Nielsen analiza la facilidad o dificultad de uso de 36 webs para móviles, utilizando a un grupo de participantes a los que se les solicitó completar una serie de tareas.

Para empezar, Nielsen entiende el concepto de “usabilidad móvil” como un oxímoron: dos expresiones de significado opuesto que originan un nuevo sentido. En este caso el sentido es claramente negativo, pues la usabilidad de las webs para móviles es muy pobre: tanto que el experimento trae a la memoria de Nielsen las primeras pruebas de usabilidad en Internet, allá por el año 1994.

La tasa de éxito de las tareas encargadas a los participantes es del 59%, muy alejada del 80% que se completa como media en un PC. Cuando se les enfrentó a tareas en webs específicamente diseñadas para el móvil, la tasa de éxito subió al 64%, y bajó al 53% cuando se trata de webs en versión “completa” (simplemente trasplantadas de la pantalla grande a la pequeña).

Nielsen identifica cuatro problemas fundamentales en la usabilidad de los móviles. Los dos primeros afectan sobre todo a los modelos más antiguos de teléfonos, y los otros dos deberían evolucionar a mejor con el tiempo:

  1. Las pantallas pequeñas reducen la visibilidad, complican la interacción y dificultan abrir varias ventanas a la vez.
  2. La introducción de datos es complicada, sobre todo a la hora de escribir, aunque se disponga de un teclado o un lápiz óptico. Aumentan los errores al navegar sobre los menús, enlaces, botones o scrolls.
  3. Los problemas de conectividad provocan descargas lentas, incluso cuando el teléfono funciona en una red 3G.
  4. Hay una falta de estándares para el diseño de webs para los móviles, ya que generalmente se optimizan para acceder desde el navegador de un PC, y lo que sirve para unas no es válido para otras.

También influye el modelo de teléfono, con diferentes ratios de éxito para cada uno de ellos, demostrando que las prestaciones del teléfono también cuentan para lograr una experiencia de uso satisfactoria. En la prueba se utilizaron tres tipos:

  • Móviles convencionales, de pantalla pequeña y teclado numérico. Todavía suponen el 85% del parque de móviles en todo el mundo. La tasa de éxito es del 38%.
  • Smartphones, con pantallas mayores y teclado alfabético. Con ellos se completaron el 55% de las tareas.
  • Teléfonos de pantalla táctil, en la línea del iPhone. Aquí la tasa de éxito asciende al 88%

En definitiva, Nielsen concluye que no es fácil diseñar una web para móviles, incluso para los aparatos más modernos con control táctil y un navegador completo. Es muy complicado encontrar el equilibrio entre facilitar el acceso a los contenidos y diseñar pensado en pantallas en miniatura que se cargan a velocidad lenta.

Si la primera experiencia de muchos usuarios con Internet móvil no es satisfactoria, tal vez sea la primera y última. Por eso es necesario definir las especiales características de la Web móvil, o seguirá siendo una eterna promesa.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios