BAQUIA

La utopía de ser digital en España

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en https://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }












¿QUÉ ES?
|
TITULARES
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Jueves 8 de
noviembre de 2001
Año III, nº
497



¿Borraste algún Zumo de Red que te interesaba? ¿Quieres los últimos Zumo de Red en una misma página?
Pues ya los tienes. Todos en una misma página.
Para leerlos tranquilamente. Los últimos Zumo de Red ya están on-line para que tú puedas leerlos cuando quieras.

¿Borraste algún Zumo de Red que te interesaba? ¿Quieres los últimos Zumo de Red en una misma página?
Pues ya los tienes. Todos en una misma página.
Para leerlos tranquilamente. Los últimos Zumo de Red ya están on-line para que tú puedas leerlos cuando quieras.

Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
TITULARES




  1. La utopía de ser digital en España
  2. El móvil lucha por convertirse en la tarjeta de crédito del futuro






 AVISO


A partir de la semana que viene Baquía.com une el Zumo de Red y las Noticias en un solo Boletín. Un nuevo Zumo de Red concentrado que exprimirá cada día el Mundo Internet.
Dos en uno, porque sabemos que no te sobra tiempo…

Mañana viernes, fiesta en Madrid capital, no habrá Zumo para el desayuno.





  TITULARES



<A
name=1>1.-


La utopía de ser digital en España



La Sociedad de la Información ha llegado, de eso no hay duda. Los medios lo repiten sin parar y cada día se escuchan voces que hablan del tema. Pero cabe la posibilidad de que la población –los ciudadanos de a pie, los del día a día, los que trabajan, los que votan y los que consumen– entre tanto ruido, no se haya enterado muy bien de para qué sirve eso de \’ser digital\’. Y es que, por mal que les pese a muchos, el homus digitalis como especie, es aún una utopía –aunque cada vez más gente se conecta a Internet– y lo que es más importante, como todo lo que afecta al pecunio, el precio de ser digital aún sólo pueden pagarlo unos pocos.

Y no es sólo una cuestión de tener banda ancha a bajo precio o no, aunque influya. La vertiente tecnológica de la divisoria digital quedará superada con creces cuando los planes de los \’cableros\’ \’adeseleros\’ culminen (aunque a estas alturas de la película ni ellos mismos confían en poder rentabilizar sus inversiones). Pero el problema es bien distinto. Por mucho que el Gobierno se empeñe en la alfabetización digital, el hecho de comprar un PC, tener banda ancha o saber manejar el navegador no son condiciones suficientes para que el grueso de la población española, hoy por hoy, entienda un cambio tan fuerte. Es una cuestión de cultura, o mejor dicho, \’de falta de\’ cultura digital. Manejar un PC es fácil, moverse por la Red, también. Pero alguien debería explicar a la sociedad qué beneficios le aporta estar, o simplemente entrar, en la Internet y cómo acceder a ellos. De no ser así, nunca sabrán como encontrar las teóricas oportunidades que esa Tierra Prometida les brinda.

Estos días, puede que por la coincidencia con el SIMO, parece que más gente se ha vuelto digital. ¿Pero es una percepción real o un digitalismo mediático? Los ecos de Birulés cantando sin parar su canción Plan Info XXI resuenan en los más diversos escenarios: que la demanda de Nuevas Tecnologías por parte de las empresas crece; que es necesario seguir innovando e invertir en tecnología pese a la incertidumbre; que el SIMO es transcendente debido a la desfavorable situación económica internacional; que Ciencia y Tecnología promoverá el comercio electrónico en las Pymes, etc. Todo eso está muy bien, y cualquier esfuerzo por intentar acercar la SI al ciudadano y a la empresa no es sólo deseable sino loable, porque la riqueza del SXXI viaja por Internet. Pero lo cierto es que la mayoría de la sociedad vive y se desenvuelve diariamente al margen de la Red. Y parece difícil imaginar una piel de toro digital a corto plazo, a pesar de las buenas intenciones. La Red no es la Arcadia a la que se accede a través de un módem, pero puede ser una bonita utopía si se sabe extraer su jugo.

Más sobre el plan INFO XXI, en Baquía.com





2.- El móvil lucha por convertirse en la tarjeta de crédito del futuro

La revolución del móvil ya ha pasado. En apenas un par de años, al ruido habitual de las ciudades se incorporaron los insistentes pitiditos de los móviles; y pocos se quejaron. Bolsillos y bolsos dejaron un espacio extra a los nuevos terminales; se aceptó sin rechistar. Los usuarios tuvieron que asumir que estarían localizados 24 horas del día; las protestas apenas se hicieron notar. Con la misma naturalidad, pues, hay que tomar el desembarco del m-commerce. Este servicio, incomprensible a día de hoy, se convertirá en un elemento habitual en los próximos años. Conscientes de esta futura realidad, el SIMO ha dedicado una de sus mesas redondas a despejar el camino por el que transitará este nuevo modelo de negocio. Y de paso, minimizar en la medida de lo posible los temores que existen respecto a su uso.

Los ponentes ofrecieron tres puntos clave que deben cumplirse para que el comercio móvil cale entre la gente. En primer lugar, se requiere contar con una masa suficiente que contribuya a la generación de ingresos. Esta idea, que aún está lejos de cumplirse, no parece descabellada: la vertiginosa penetración de la telefonía móvil hace pensar que la implantación del comercio a través del teléfono no conllevará serios problemas. El segundo pilar para que el edificio se sustente sobre una base sólida consiste en convencer a los usuarios para que paguen por las aplicaciones de datos y comercio móvil. Este deseo es más difícil de cumplir, aunque no imposible. Al fin y al cabo, pocos tienen ya en cuenta el coste que del envío de un mensaje SMS o de una simple llamada telefónica. Un tercer factor, quizá el que a corto plazo sea más complejo de alcanzar, consiste en disponer de la tecnología que permita realizar las operaciones con una velocidad y comodidad aceptables. WAP es caro e incómodo; GPRS aún tiene que pasar por el exigente tribunal de los usuarios; y del UMTS mejor ni hablar.

Uno de los aspectos que más dudas generó entre los asistentes fue la seguridad en las transacciones telefónicas. Los ponentes intentaron aplacar los temores al asegurar que los engaños que se producen en Internet son similares a los del mundo real (la historia del camarero con la tarjeta de crédito, vamos). Aun así, subrayaron que muchas compañías trabajan contrarreloj para ofrecer un sistema lo más seguro posible. Entre las palabras y los hechos sólo transcurrieron pocas horas: ayer se supo que los gigantes de la tarjeta de crédito Visa, MasterCard y American Express, han unido sus conocimientos para crear estándares para comercio móvil. La nueva tecnología permitirá autenticar la identidad del dueño de la tarjeta, unificar las formas de pago y prestar servicios digitales. Métodos que, a priori, ayudan a generar confianza pero que no fulmina el intrínseco miedo de los usuarios. ¡Ay!
En EcommerceTimes

La gente ha demostrado que del temor a la euforia sólo hay un paso. Para ello es necesario que las compañías demuestra que son las primeras en creerse que el m-commerce se aceptará de forma mayoritaria. Telefónica Móviles es una de ellas. La compañía confía en que su uso se multiplicará este año hasta alcanzar una facturación de 3,01 millones de euros. Las operaciones de compra-venta de acciones es la aplicación más empleada, aunque la tendencia incluye la compra de libros, discos o flores. Así hasta que una mañana alguien se levante un domingo y compre el periódico y una docena de churros para desayunar. ¡Calentitos, oiga!
En Yahoo!

¿Interesa comprar a través del móvil?, en Baquía Inteligencia





<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.







<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.







<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.







<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios




<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64



Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios