BAQUIA

La Vieja Economía IP

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en https://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }

















¿QUÉ ES?
|
RESUMEN DE LA SEMANA
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Lunes 21 de
mayo de 2001
Año II, nº
377




REDES INFINITAS, MOBILE BUSINESS, UMTS, BLUETOOTH… Pero, ¿cuándo serán una realidad? Reserve su plaza en NEOTENDENCIAS, el Congreso que Baquía.com ha organizado para los días 29 y 30 de Mayo, y conocerá qué decisiones tecnológicas integrar en su modelo de negocio para ser realmente rentable.

REDES INFINITAS, MOBILE BUSINESS, UMTS, BLUETOOTH… Pero, ¿cuándo serán una realidad? Reserve su plaza en NEOTENDENCIAS, el Congreso que Baquía.com ha organizado para los días 29 y 30 de Mayo, y conocerá qué decisiones tecnológicas integrar en su modelo de negocio para ser realmente rentable.Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
RESUMEN DE LA SEMANA del 14 al 18 de mayo




  1. La Vieja Economía IP
  2. Empieza la verdadera guerra: músicos y público contra fonográficas
  3. Internet, un planeta superpoblado










  RESUMEN DE LA SEMANA del 14 al 18 de mayo



<A
name=1>1.-


La Vieja Economía IP





Carrefour compra Submarino.es. Y no sorprende; Submarino tenía mucho que aprender sobre logística, calidad de servicio, rentabilidad, trato con proveedores… y de eso Carrefour sabe mucho. Ahora bien; una comparación de Carrefour.es con Submarino.es explica la razón de la compra, que no es el bajo precio actual de las puntocom. Carrefour necesita los conocimientos comerciales en Internet de Submarino.es. No es un caso único; en las últimas semanas varios gigantes de la economía de toda la vida han retocado sus ramas online. Así Bertelsmann abandona Bol como proyecto separado y ToysRUs y Borders venden a Amazon sus puntocom. Se ha hablado de los gigantes de la vieja economía \’comiéndose\’ la Red ante el desastre.com. Pero vender en la web no es tan sencillo como parece, y saber vender offline no garantiza dominar el cibercomercio. Es la primera lección que está aprendiendo la economía tradicional al entrar en la Red. No es más que un aviso de lo que se les viene encima: la \’Economía IP\’.
Carrefour compra Submarino.es, en Baquía Noticias
Borders cede su venta puntocom a Amazon, en Baquía Noticias

Lo que se viene encima va mucho más allá del efecto del cibercomercio. El verdadero problema no es Amazon.com. Lo que se avecina es una reestructuración profunda con riesgo de que aparezcan o desaparezcan sectores enteros, o de que cambien hasta hacerse irreconocibles. Para sobrevivir en este nuevo entorno, las empresas tendrán que cambiar su misma estructura y su funcionamiento. El futuro no es tanto lo que le ocurra a Amazon.com; sino lo que le va a pasar a Repsol-YPF, Carrefour, Televisa, Wal-Mart o Iberia.

Veamos la banca. Su mayor problema con la Red no es la nueva competencia (bancos online y bancos extranjeros). Lo peor es que Internet puede permitir a algún avispado redefinir el negocio bancario. Un banco mueve información; dónde obtener dinero barato, y dónde venderlo caro. Alguien podría sustituirles en este papel de intermediación financiera, o reconstruirlo de tal forma que sea totalmente distinto. Pensemos por ejemplo en la amenaza que para las empresas de tarjetas de crédito suponen las telefónicas móviles de tercera generación; con los que se podrán pagar objetos y servicios vía Internet sin usar la tarjeta. ¿Serán reconocibles Visa o American Express cuando estén compitiendo con Amena y Telefónica Móviles?

¿Que le ocurrirá a las petroleras, o los fabricantes de acero, o de presas? Es difícil imaginar la compraventa de tales productos en la Red, mal que le pese a los abogados del B2B. Pero Internet va a formar parte de la vida de estas compañías. Cambiará para empezar todo lo que supone comunicación externa, como la publicidad o la relación con el cliente final. En un entorno que rebosa de información que lucha por hacerse oír hasta la más rancia \’vieja economía\’ tendrá que aprender a generar atención, la divisa clave del nuevo milenio. Deberán competir en un mercado salvaje de talentos, en el que la posesión y mantenimiento de las mentes más creativas será la diferencia entre éxito y fracaso. Tendrán así que desarrollar estrategias de economía del conocimiento mucho más allá de subir los sueldos. La subcontratación a empresas e individuos \’freelance\’ será la orden del día. La inteligencia tenderá a dispersarse en empresas externas, pequeñas y medianas, donde los creativos tengan mucho más control sobre su propio trabajo. Veremos muchos más estudios independientes de arquitectos, abogados, programadores, logísticos, diseñadores, publicistas; en pocas palabras, \’infogestores\’. A estas empresas de servicios cederán cada vez más funciones los gigantes tradicionales, funciones que antaño eran clave para su negocio, y que ahora dejarán de serlo.

El verdadero impacto de la Red está por tanto más allá de la aparición de nuevos productos, mercados y competidores. Es un asunto casi filosófico que supone rehacer la esencia de las empresas. No importa la industria o el tamaño; todas las compañías deberán ajustar su autodefinición de lo que son y qué tareas clave deben hacer por sí mismas. Como primer paso, la Red transforma a las pymes en multinacionales, y en breve obligará a las multinacionales a pesar como pymes. Y todas tendrán que pensar en la Red. Eso es, en parte, la Economía IP. Seguiremos explorando sus recovecos la próxima semana, como prólogo al Congreso Baquía sobre Tendencias de la Economía IP que celebraremos en Madrid los días 29 y 30 de mayo, y donde esperamos contar con su asistencia.

Más sobre Economía IP, en Baquía.com

Más sobre nuevas y viejas economías, en Baquía.com







2.- Empieza la verdadera guerra: músicos y público contra fonográficas


Y la primera salva la ha lanzado la industria ate el Congreso EEUU. El pasado jueves arios ejecutivos de la industria fonográfica aseguraron, my serios ellos, a los legisladores estadounidenses que la reforma del derecho de copia era imprescindible para la prosperidad y desarrollo de la industria musical en la Red. La idea de la industria fonográfica (una \’tarifa plana\’ por el uso de canciones sin individualizar) ha sido recibida con las uñas por los compositores y músicos, que opinan que es una forma de intervención gubernamental en los precios. Las empresas encuentran complicado solicitar el permiso de los autores y los autores se temen (con mucha razón) que la industria aproveche la oportunidad para ampliar todavía más sus ya considerables derechos de copia, que recordemos no protegen a los artistas, sino a los editores.
En Baquía Noticias

En su comparecencia los ejecutivos de las \’Cinco Grandes\’ de la música se tomaron la molestia de subrayar que no piensan utilizar a su favor su dominante situación en el sector. Los legisladores estadounidenses simularon creerles, probablemente con cierta duda interior. No olvidemos que esta misma industria es la que aprovechó una puerta trasera legal para arrebatar a los autores sus derechos por 90 años sin compensación ni discusión, creando tal escándalo que la ley (ya aprobada) tuvo que ser corregida más tarde. Simpáticos chicos.
En Salon

Ahora esta industria desarrolla como loca sistemas de distribución de música en la Red que, aseguran, proporcionarán los mismos servicios que Napster, impedirán la piratería y dejarán la ropa más blanca, todo ello protegiendo los intereses de los músicos, los autores, los usuarios y, por supuesto, ellos mismos. Es cierto que la tecnología que desarrollan \’afeita\’ por aquí y por allá un par de derechos de los autores y músicos (como la autorización individual) y de los usuarios (como el derecho a la copia para uso privado), pero con legalizarlos \’manu militari\’, se resuelve el problema. La Digital Millenium Copyright Act (DCMA) ha demostrado su utilidad en la lucha por aplastar modelos de negocio alternativos, pero todavía puede hacerse más contundente. Si el Congreso EEUU quiere; Europa y el resto del mundo les seguirán.
En SiliconValley.com

El caso es que MusicNet está casi listo (nada de transferencias a otros ordenadores, las canciones pueden ser perecederas para cobrarlas varias veces), y el nuevo Napster está en pruebas (baja calidad, cobro por canciones ajenas, imposible copia en CD). Habrá de ver cuánto tiempo dura las protecciones de software que llevan estos sistemas (casi seguro que muy poco) y sus precios. Legalmente la industria está en ello para ajustar la ley a sus necesidades; moralmente a los consumidores les van a intentar escamotear derechos preexistentes sin negociar, y a cambio de nada. Realmente esta geste es todo un ejemplo.
MusicNet, en Baquía Noticias
Napster, en Baquía Noticias

No se quieren enterar: su modelo de negocio ya no sirve. Y aunque intenten pasarse a otro nuevo basado en la suscripción (cobrar toda la vida por una canción; más de uno debe soñar con ello), lo cierto es que no es probable que funcione. En la Red nada permanece cerrado mucho tiempo, como saben bien los creadores de formatos como el DVD (roto con DeCSS), Windows Media Player (con DivX) o SDMI. Más les vale adaptarse a un mundo nuevo en el que el derecho de copia ha desaparecido; no así el de autor, que es otra cosa diferente. ¿Qué tal si en lugar de recaudar el dinero la empresa y dárselo al autor fuese al revés? La industria de la música al servicio de los músicos; facilitando su trabajo, promocionándoles, organizando conciertos… y cobrando por ello al músico. Quien recaudaría el dinero mediante promociones publicitarias y respaldos estatales, conciertos, por supuesto, y venta de derivados físicos gestionados tal vez por la industria musical (ediciones especiales, conmemorativas y de rarezas; partituras, camisetas, remezclas, etc.). Mientras, los fans podrían hacer las copias que deseasen de la música y extenderla a todos los rincones del planeta generando así nuevos fans… más conciertos, camisetas, derivados… más dinero. Casi seguro habría muchos menos multimillonarios en la música (especialmente ejecutivos), pero muchos más músicos viviendo de ella. ¿Quién se opone a esta idea, entonces? Que lo digan en alto.
La ley EEUU y el P2P, en la Electronic Frontier Foundation

Más sobre discográficas, en Baquía.com

Más sobre el derecho de copia, en Baquía.com



3.- Internet, un planeta superpoblado


No se apretujen, que hay sitio para todos. Aunque Internet siga creciendo, no va a reventar. Como mucho será necesario algún que otro esfuerzo tecnológico (¿alguien dijo IPV6?), para que no se agoten las direcciones IP. Nada menos que 400 millones de personas se comunican, investigan, leen y hasta viven en la Red (Bueno vale, seguro que hay alguno que mira fotos porno). Lo importante es que somos muchos, cada vez más, y eso es lo que confiere a Internet su enorme fuerza para cambiar las cosas. Sólo hay que contribuir a que esos cambios sean para bien. Para el bien de todos.

Para empezar, no estaría de más repartir un poco mejor el acceso a la Red. Tendencia que se está empezando a producir, pero lentamente. Estados Unidos cede su supremacía (en porcentaje) por su propia saturación; y lo hace ante otros países ricos menos poblados: Suecia (65%) y Canadá (60%) ocupan los dos primeros puestos. Pero los navegantes siguen habitando mayoritariamente en la tierra del Tío Sam, con cerca de 120 millones de usuarios entre los que abundan los imberbes —el uso de Internet entre los jóvenes de 18 a 24 años creció un 32% el último año—, lo que augura un gran futuro.

El Viejo Continente ya está conectado, aunque haya países a los que todavía obligan (gobiernos y telefónicas compitiendo en despropósitos) a caminar con la cabeza gacha. En el último año el número de usuarios europeos creció un 36%, y ya superan con creces el centenar de millones. Además, dice un estudio de AOL Europa, el 43% de los conectados compra online con regularidad. Que es lo que hace falta.

Harina de otro costal es el Tercer Mundo, que no pierde el nombre si se le añade el prefijo \’ciber\’. Ahí sigue la gran esperanza latinoamericana, eterna semilla de la Red que no acaba de brotar. Los últimos estudios reflejan que la famosa crisis que ha arrasado el panorama puntocom, no ha contribuido precisamente a regar esa semilla. El informe sobre la región de Accenture (antes Andersen Consulting) y BSCH muestra la cruda realidad (15 millones de internautas, un 3% de la población), pero alumbra un horizonte prometedor: un crecimiento del 44% para los próximos dos años, que pasará por la izquierda al de Europa (19%) y EEUU (11%). Sólo queda que las promesas se hagan realidad.









<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.









<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.









<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios





<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64




Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios