BAQUIA

La Web participativa y bendecida

Hubo un tiempo en que el internauta era un espectador pasivo, sentado delante de la pantalla del PC a verlas venir. Como mucho interactuaba con otros a través del chat o el correo electrónico, pero ahí acababa su participación, sin salir nunca de su confinamiento..
Entonces fueron llegando los blogs, Flickr, YouTube, Digg… y todo cambió. De absorber contenido a crearlo, de mirar a intervenir, de escuchar a dialogar. Empezamos a usar en la Red aplicaciones hasta ahora confinadas al cubículo del PC. Y lo más importante: tuvimos la oportunidad de compartir. Y es que la Web 2.0 la hacemos todos, o por lo menos, todos estamos invitados a intervenir, pues tenemos a nuestra disposición las herramientas que nos lo permiten.
La buena noticia es que a los inversores parece que les agradan estas tendencias. El capital riesgo vuelve a animarse y bendice el movimiento 2.0, y sin alcanzar los fuegos artificiales que se lanzaban a principios de la década, anda a la búsqueda de proyectos que respaldar. Es tiempo de nuevas ideas. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios