BAQUIA

La @ ya es una pieza de museo

A lo largo del día la utilizamos muchas veces, desde siempre para escribir las direcciones de correo electrónico, y ahora en Twitter y otros servicios 2.0. Sin embargo, apenas le prestamos atención, ya que se ha convertido en un símbolo familiar. Pero cuidado, porque estamos hablando de una obra de arte.

Sí, la arroba ha entrado a formar parte de la colección de Arquitectura y Diseño del Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, uno de los museos más prestigiosos del mundo. La comisario Paola Antonelli explica en el blog oficial del MoMA el significado de este peculiar “fichaje”.

Para empezar, hay que recordar que no es necesaria la posesión física de un objeto para que los responsables de un museo puedan incorporarlo a sus colecciones. Especialmente si se habla de iconos del diseño universales y sin un dueño concreto, como es el caso de la @, que no deja de cumplir con los criterios de calidad, excelencia y relevancia que comparte con toda la colección del MoMA.

Antonelli repasa la historia del símbolo @, que algunos sitúan nada menos que en el siglo VI o VII como abreviatura del latín “ad” (“hacia”). Sin embargo, puede verse escrito en un texto italiano del sigo XVI referido a “ánfora”, una unidad de medida utilizada por los comerciantes. Curiosamente, la palabra española “arroba” también era una unidad de medida medieval, y como tal aparece @ en un texto de 1400.

Más tarde, la @ se incluye en 1885 en el teclado de las míticas máquinas de escribir Underwood, utilizado como destino comercial, y como tal se recoge en 1894 en el American Dictionary of Printing & Bookmaking. Desde entonces se estandarizó tanto su estética como su significado, empleado comercialmente como abreviatura de “a la atención de“.

La relación con la informática se establece a partir de 1971, cuando Ray Tomlinson crea el primer sistema de correo electrónico para la entonces incipiente ARPAnet, el germen de la actual Internet. Tomlinson incluyó el símbolo @ en su primer email por su alto sentido descriptivo… y porque ya estaba en el teclado, auque apenas se usaba.

Desde ahora, ya lo sabe: tiene usted una obra de arte en su teclado. Trátela con el respeto que se merece.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios