BAQUIA

Larry Ellison, Master of the Universe

Si algo no se le puede achacar a Larry es que sea tímido. Su anunció de OPA sobre PeopleSoft es ciertamente un acto de guerra perfectamente calculado. Su oferta sólo tiene ventajas para Oracle. Después de su campaña para ahorrar 1.000 millones de dólares de sus propios costes (objetivo que ha logrado y conseguido que sirva para, en un mercado decreciente, conservar márgenes magníficos), ahora tenía que plantearse un encore. La compra de JD Edwards por PeopleSoft le ha ofrecido la oportunidad.

Como explica con gracia y conocimiento de causa habitual David Kirkpatrick en Fortune , la historia es la siguiente: SAP tiene el 54% del mercado de ERPs , seguido a distancia por el propio Oracle, que no termina de conseguir aumentar su participación a la velocidad que le gustaría a Larry. De repente, la compra de JD Edwards hubiera conseguido que ambas empresas facturaran en este tipo de software más que Oracle, desplazándole de su segundo puesto. Larry no iba a quedarse sentado esperando… \”¿Ah, sí? Pues yo os compro a vosotros\”.

La situación es negra para PeopleSoft. El anuncio de Ellison de que si compra la compañía no continuará con su gama de productos, debe ya haber dejado levantada la mano de más de una pluma que iba a hacerles un pedido. Si esta actitud se generaliza, este trimestre la compañía lo va a sentir y ello le obligará a hacer un profit warning (anuncio de menos beneficios/ventas de los estimados) y ello hundirá sin remedio la acción de la compañía, haciendo que la oferta de Larry a 16 dólares parezca buena.

¿Quiénes serán los dos ganadores de este estado de cosas? Probablemente SAP, que dice estar ganando casi un 4% de participación de mercado anualmente y que podría acelerar su control sobre este mercado. Si un cliente tiene que cambiar de software en cualquier caso (de PeopleSoft a Oracle), también considerará hacerlo a SAP, y esta compañía está nadando en la abundancia en estos tiempos de crisis.

El otro beneficiado, como casi siempre, puede ser Microsoft, que con la compra de Great Plains y de Navision está queriendo entrar en el mercado corporativo con su propio ERP, en el que está trabajando a marchas forzadas con sus propios empleados y los mejores de las empresas adquiridas.

Oravcle, que sigue siendo una empresa muy bien gestionada y con márgenes altos en todos sus productos, quiere crecer en esta área porque su negocio tradicional de Bases de Datos no crece y está siendo atacado tanto por Microsoft como por IBM.

David opina que la cultura empresarial de Oracle y la de PeopleSoft no son fácilmente compatibles: Oracle cuenta con una de las fuerzas de venta más aguerridas del mercado, mientras que PeopleSoft tiene una forma de actuar algo más tranquila.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios