BAQUIA

Larry Page asumirá el mando de Google

El próximo 4 de abril, Larry Page tomará las riendas de la empresa que fundó con Sergey Brin, convirtiéndose en el consejero delegado de Google, según anunció el actual presidente y CEO, Eric Schmidt, en un post. Así, Schmidt pasaría a ser presidente ejecutivo, Brin quedaría encargado de proyectos de energía y estrategia con el título de "co fundador", y Page sería CEO y responsable de las áreas de tecnología y desarrollo.

Schmidt lleva desde 2001 al frente de Google. En ese tiempo, la empresa ha pasado de ser un tan sólo buscador a un gigante de la Red, que ha extendido sus tentáculos a la publicidad online, teléfonos móviles, herramientas corporativas, correo electrónico, software móvil y de ordenadores, coches que se conducen solos, mapas, fotografías aéreas, libros y un largo etcétera de servicios, soluciones y proyectos.

En los últimos tiempos, sin embargo, no han faltado los analistas y columnistas que daban por terminada la era de Schmidt, que recientemente ha asustado a más de uno asegurando que en el futuro, la gente se cambiará de nombre para huir del registro online de sus deslices de juventud, que si alguien no quiere que su casa salga en Google Street View, siempre puede mudarse, por no olvidar su afirmación de que Google sabe dónde estamos, de dónde venimos, y más o menos lo que estamos pensando.

Page tendrá que dirigir una empresa gigantesca, con 24.000 empleados repartidos por el mundo y una infinidad de proyectos que funcionan de forma casi independiente, mientras la empresa sigue adelante en su plan de organizar toda la información mundial.

También es una empresa enfrentada con las autoridades (en investigaciones de competencia y de privacidad, principalmente), que recibe cada vez más críticas de usuarios que temen por su intimidad y sus datos personales, sin olvidar los conflictos con industrias como la editorial o la de telecomunicaciones.

Tras la noticia sobre el cambio de CEO (algo que al parecer decidieron en Navidades), Schmidt hizo un chiste en Twitter sobre que sus pupilos ya no necesitan supervisión de adultos, pero no faltan quienes señalan que esas frases a las que sólo les faltaban advertencias sobre el Gran Hermano podrían tener más que ver con su cambio de puesto que la madurez de Page, que a sus 38 años es más que adulto.

El cambio de dirección podría afectar a la confianza de los inversores, porque no siempre es buena idea poner al fundador al mando de la compañía, como demostró el último paso de Jerry Yang por la jefatura de Yahoo! Claro que Steve Jobs es un ejemplo de todo lo contrario.

A favor de Page diremos que tampoco ha estado alejado de la cúpula de Google. En su post, Schmidt afirmaba que los dos fundadores han participado todo este tiempo en la toma de decisiones, por lo que ponerse al timón no debería ser demasiado problemático. Por si acaso, han esperado a dar la noticia tras su presentación de resultados, con un 28 por ciento más de beneficios que el año anterior.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios