BAQUIA

Las altas miras de HTC

Si alguien define al iPhone como “bastante desafiante”, está dejando bien claras sus intenciones, que no son otras que las de plantarle cara al rey de los smartphones (por no decir del Universo Gadget en general). Pero así es como se plantean las cosas en HTC.

La compañía taiwanesa quiere seguir los pasos de su compatriota Acer, que compite con Dell por el segundo puesto del ranking de los mayores vendedores de PCs en todo el mundo, tras la inalcanzable HP. Si ellos han conseguido convertirse en una marca global en cinco años, ¿por qué no van a poder repetirlo?

De momento, ya están consiguiendo que su marca sea conocida en los Estados Unidos, donde fabrica aparatos para las operadoras Verizon, Sprint y T-Mobile. Hace un año, sólo al 10% de los consumidores estadounidenses les sonaba el nombre; ahora, gracias a las campañas publicitarias, han subido al 40%.

En realidad, HTC lleva años fabricando teléfonos para otras compañías, pero sólo desde 2007 ha dejado de ser una “marca blanca” para comercializarlos con su propia marca. Su fuerte es el hardware, donde incluye modelos para todo tipo de consumidores.

En su éxito actual es imprescindible mencionar la alianza con Google, ya que HTC se ha convertido en el mejor embajador (y el primero en incorporarlo a sus teléfonos) del sistema operativo Android.. Además, gracias a Android Market, ha conseguido que sus aparatos tengan acceso a un gran mercado de aplicaciones.

Con esta variedad de modelos y aplicaciones, HTC quiere que su marca se asocie a la apertura y la diversidad de opciones, alejándola de la imagen de ecosistema cerrado que transmite Apple. Su lema, \”Quietly brilliant\” (\”Discretametne brillante\”) dice mucho de sus intenciones y filosofía.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios