BAQUIA

Las contraseñas se lo ponen fácil a los intrusos

A menudo se nos recuerda la importancia de elegir contraseñas elaboradas, que no faciliten el trabajo a aquellos que tratan de entrar en nuestras cuentas de correo, el banco, una tienda electrónica, etc.

Lo ideal es elegir una contraseña compuesta por un mínimo de ocho caracteres, que combine números, símbolos y letras, éstas en mayúsculas y minúsculas… También es recomendable no utilizar la misma contraseña para diferentes servicios, y renovarlas cada cierto tiempo.

¿Demasiado complicado, demasiado difícil de recordar? Entonces tiramos por lo fácil. El problema es que elegir una contraseña muy común o poco imaginativa puede equivaler a salir de casa dejando la puerta abierta, invitando así a que se cuele el primero que pase por allí.

Un estudio de la empresa de seguridad Errata Security analiza 28.000 contraseñas recientemente robadas de una web norteamericana y colgadas en Internet. Lo sorprendente es la poca imaginación o esfuerzo que parecen mostrar los usuarios al escoger sus palabras secretas.

  • Un 16% utiliza su nombre propio o el de sus hijos.
  • Un 14% escribe la combinación “1234” o “12345678”.
  • Un porcentaje similar teclea “QWERTY”.
  • Un 5% eran nombres de series de televisión o personajes de ficción, como \”hannah\”, \”Pokemon\”, \”Matrix\” o \”Ironman\”.
  • Un 4% utiliza la palabra “password” o alguna variante, como “password1”.
  • Un 3% utiliza expresiones como “I don\”t care\” (“no me importa”), \”Whatever” (“lo que sea”), \”Yes\” o \”No\”.

Algunas webs obligan al usuario a elegir una contraseña compleja cuando se registra, aunque lo cierto es que son pocas las que lo hacen. La mayoría permiten que se escoja cualquier combinación de números y letras, y generalente optamos por lo fácil.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios