BAQUIA

Las cuatro áreas del marketing para una start-up 2.0

Lo que propongo en este post no es ni innovador ni revolucionario, pero a mí personalmente me ayuda a entender mejor lo que nosotros a día de hoy podemos hacer y lo que no. Me he dado cuenta que mucho depende de la fase de desarrollo en la que estamos, por lo que tenemos que afrontar ciertos límites que otras empresas no tienen. Vivimos en cierta manera en la empresa con modelo low-cost.

Marketing Viral: un instrumento al azar que funciona mejor para empresas ya establecidas

El marketing viral es probablemente un instrumento con el que todos los emprendedores sueñan. Lanzas una empresa y todo el mundo habla de ti o de tus productos. Seamos honestos: ¿Cuántos de nosotros vamos a conseguir vender únicamente de esta manera? Solamente se conocen pocas empresas que venden productos principalmente a través de marketing viral. Entre ellas, contamos con empresas como Google o Apple. Seguramente existen muchas más, pero aunque me hubiera gustado poner tres ejemplos no se me ocurre ningún otro en este segundo.

Las marcas mencionadas ya demuestran que para aumentar la probabilidad de un marketing viral un factor clave podría ser que mucha gente ya te pueda poner en algún contexto. Aunque me imagino que habrá mucha gente que no esté de acuerdo en este punto, yo opino que el marketing viral funciona mejor cuando ya eres conocido. Nadie tiene que explicar quién es la empresa que ha creado ese producto nuevo. Cuando la comunicación se basa en algo ya conocido, la información puede distribuirse con más facilidad y velocidad. Aparte de ser conocidas, el producto que ofrecen al mercado tiene que tener algo único que merezca ser compartido. Empresas que tienen una fase de desarrollo avanzada tienen más facilidad para lograr un marketing viral. Siempre hay excepciones, pero no son la regla.

Marketing Social: no eres innovador si estás en ellas. ¡Hoy en día ya forma parte de buenas prácticas!

El marketing social es un área activo de la empresa que no se debe confundir con el viral, porque éste tiene más bien un carácter pasivo, porque la empresa no participa en el proceso de comunicación de boca a oreja. En el marketing social, la empresa participa de manera activa.

El marketing social significa comunicar, compartir e informar a la comunidad. Empresas que actúan en redes sociales como si estuvieran hablando con clientes potenciales están predestinadas a fallar. El marketing social no tiene el fin de vender productos, sino de ayuda mutua entre usuarios. Es un poco la filosofía china de hacer negocios “guanxi”. “Si tú me rascas la espalda, yo te rasco la tuya”.

El marketing social te ayuda a posicionarte dentro de una temática. Dentro de Twitter puedes analizar en qué listas figuras y de esa manera averiguar si lo que quieres ser es realmente lo que percibe la gente. Si vas a la plataforma de gestión de favoritos delicious podrás ver los tags que las personas utilizan para clasificarte. Tienes que aportar valor a tus seguidores, fans, visitantes, etc. compartiendo información interesante, distribuyendo noticias o dando soluciones a problemas concretos. De esa manera, puedes establecer una reputación social y ser un experto dentro de tu segmento.

Cuando alguien tenga necesidad de tus conocimientos o servicios serás el primero al que van a contactar. La ventaja de hacer un marketing social de calidad es que tus clientes potenciales ya te conocen por tu comportamiento y comunicación en estas redes. La confianza es una base sólida para ganar nuevos clientes.

Marketing promocional: no es anticuado y ayuda a crecer en fases avanzadas

El marketing promocional engloba sobre todo el marketing más tradicional: campañas de publicidad online, branding, SEM, etc. También forma parte de éste la aparición o promoción en eventos, colaboraciones con partners a través de cross marketing u otras actividades.

El marketing promocional nunca morirá porque es la parte fundamental para la mayoría de las empresas que quieren mantener un crecimiento alto en fases avanzadas de desarrollo de negocio. Empresas que están en una fase de expansión pueden permitirse invertir un porcentaje más alto que empresas tipo start-up que están en plena fase de desarrollo de producto o negocio. Coguan es una empresa que se está creando básicamente sin presupuesto de marketing. El participar en el OME es la inversión más grande e importante que estamos realizando dentro del ámbito de marketing promocional.

Empresas que no tienen presupuesto para participar en el OME o realizar otras inversiones mayores, aún tienen varias posibilidades de promocionarse a través de esta manera:

  • Cross-Marketing o promociones conjuntas con partners.
  • Intercambio de servicios entre empresas.
  • Invertir con presupuestos pequeños pero en nichos muy enfocados.

El riesgo de realizar acciones de marketing promocional es relativamente pequeño. No obstante, un efecto mayor se consigue en la mayoría de los casos con una inversión mayor.

Marketing de guerrilla: alto riesgo a bajo coste

La definición de marketing de guerrilla es “marketing no convencional para obtener el máximo resultado con el mínimo de recursos”, realizada por su creador y autor del primer libro, Jay Conrad Levinson. Adaptado a la Web 2.0, he ampliado esta definición de la manera siguiente: “Marketing con efecto directo e indirecto a corto y largo plazo que ayuda a promocionar (crear buzz) servicios, productos, empresas o personajes en la Web 2.0”.

Una empresa que quiera realizar acciones tiene que tener en cuenta que todo este tipo de acciones tiene el riesgo de sufrir consecuencias severas:

  • Demandas legales por la competencia u otros.
  • Multas por la policía u otras instituciones estatales.
  • Daño de la reputación de la empresa porque la acción ha creado un efecto negativo no esperado.

El marketing de guerrilla es una herramienta muy potente si funciona, pero muy peligrosa si sale mal. Una empresa joven tiene que saber aprovechar cada momento para promocionarse. El marketing de guerrilla en este sentido también es un marketing espontáneo. Los riesgos no siempre tienen que ser altos porque no siempre tiene que ser una acción llamativa. Para mí, también existe el marketing de guerrilla de goteo:

  • Participa en foros o grupos en redes sociales donde puedes aportar valor a la discusión ofreciendo información adicional en tu blog corporativo.
  • Aprovecha eventos municipales informativos para empresarios de la región para conseguir nuevos contactos y distribuir pruebas de tus productos.
  • Participa en todo tipo de eventos tipo First Tuesday y habla con el máximo número posible de personas.
  • Contacta personas y empresas a través de Twitter, visto que no tiene un carácter de entrar en puerta fría.

Como dije en uno de mis primeros artículos, el marketing de guerrilla en la Web 2.0 no siempre conoce el resultado. Si mucha gente te conoce y consigues dar una buena impresión, has creado la base para una recomendación que después de algunos meses te genera negocio donde no te lo esperabas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios