BAQUIA

Las descargas de porno colapsan las redes 3G en Japón

Japón, junto con Corea del Sur, es el país donde los usuarios disfrutan de mayor velocidad en sus conexiones de banda ancha, tanto fijas como móviles. Esto, unido a los dispositivos más sofisticados, convierte al país nipón en un vanguardista precursor de tendencias.

Por ello, lo que está pasando ahora en el país asiático como mínimo debería preocupar a más de un proveedor de contenidos, que aún puede estar a tiempo de cambiar su modelo de negocio…

Y es que las redes 3G sobre las que operan los móviles de última generación están cerca del colapso por culpa de las descargas de contenidos para adultos, hasta el punto que los principales operadores se han visto obligados a establecer límites en las descargas.

Según informa Bloomberg, el mayor tráfico tiene lugar alrededor de la medianoche. Un cliente medio puede ser un hombre de 32 años, que utiliza con frecuencia el móvil para acceder a Internet y que paga una tarifa de 6.500 yenes al mes (48 euros) por un plan de descargas ilimitadas.

Japón tiene actualmente más de 90 millones de usuarios de telefonía 3G, y el uso de Internet móvil triplica al de otros países. El país está viendo un aumento espectacular de las suscripciones a sitios de contenidos para adultos. Las webs más populares crecen a una media de 1.000 nuevos suscriptores diarios, que pagan hasta 10.000 yenes (74 euros) por acceder al servicio.

A los proveedores de acceso a las redes 3G se les presenta entonces el dilema de restringir el límite de las descargas, con el fin de garantizar el óptimo funcionamiento de las redes para todos los usuarios, o no imponer ningún límite, tal y como suscriben los clientes en sus contratos, con el riesgo de que unos pocos consuman mucho más recursos que la mayoría.

Por ahora, dos de los principales operadores, DoCoMo y KDDI, han empezado a poner límites a las descargas de los usuarios más activos. Softbank, el tercer operador y el encargado de dar soporte al iPhone de Apple, también se está planteando medidas similares.

Desde el año 2000, los operadores móviles han invertido 74.000 millones de dólares en la construcción y desarrollo de las redes 3G en Japón. En el país también hay más de 1.000 empresas dedicadas al negocio de los contenidos pornográficos, con más de 17.000 películas producidas el último año… Dos industrias que deben encontrar el modo de enfrentarse a una difícil convivencia, pues ninguna puede prescindir de la otra.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios